Inflación en Brasil alcanza mayor nivel en casi 12 años

viernes 6 de febrero de 2015 10:42 GYT
 

Por Walter Brandimarte y Silvio Cascione

RÍO DE JANEIRO (Reuters) - Los precios al consumidor en Brasil subieron en enero a su ritmo más veloz en casi 12 años debido a un alza en los valores del transporte y la electricidad, en un reflejo del nuevo enfoque de la presidenta Dilma Rousseff para reparar a la atribulada economía del país.

El referencial Índice Nacional de Precios al Consumidor Amplio (IPCA) de Brasil subió un 1,24 por ciento en enero, dijo el viernes el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE), en línea con las estimaciones de analistas. Fue el mayor incremento mensual del índice desde febrero del 2003.

En los 12 meses hasta enero, los precios al consumidor de Brasil subieron un 7,14 por ciento, bastante por encima de la meta de inflación del gobierno de un 4,5 por ciento anual y de la tasa interanual de 6,41 por ciento registrada en diciembre.

Durante años, Rousseff ha sido criticada por los inversores por tratar de contener la inflación demorando alzas de precios y otros costos bajo el control del Gobierno.

La mandataria, que quiere recuperar la confianza de los inversores e impedir una baja de la calificación crediticia de Brasil, cambió de rumbo tras ganar la reelección por un estrecho margen en octubre.

Las tarifas de electricidad y del pasaje de autobús, entre los mayores impulsores de la inflación el mes pasado, escalaron un 8 por ciento.

Los economistas afirman que la presión contenida sobre los precios es tan alta, que la inflación podría permanecer por sobre un 7 por ciento durante todo el 2015.

Los costos de la gasolina y del diésel subieron debido a mayores impuestos y los valores de la energía eléctrica avanzarían aún más en los próximos meses.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una carnicería en el mercado municipal de Sao Paulo, oct 10 2014. Los precios al consumidor en Brasil subieron en enero a su ritmo más veloz en casi 12 años debido a un alza en los valores del transporte y la electricidad, en un reflejo del nuevo enfoque de la presidenta Dilma Rousseff para reparar a la atribulada economía del país. REUTERS/Nacho Doce