6 de febrero de 2015 / 19:34 / en 3 años

RESUMEN- Grecia, aislada, rechaza una extensión del rescate internacional

El edifico del Banco de Grecia en Atenas, feb 6 2015. El nuevo gobierno de izquierda griego, aislado en la zona euro y bajo presión del Banco Central Europeo, prometió el viernes no aceptar ningún acuerdo que mantenga el actual programa de rescate internacional durante la reunión del Eurogrupo de la próxima semana. REUTERS/Kostas Tsironis

ATENAS/BRUSELAS (Reuters) - El nuevo gobierno de izquierda griego, aislado en la zona euro y bajo presión del Banco Central Europeo, prometió el viernes no aceptar ningún acuerdo que mantenga el actual programa de rescate internacional durante la reunión del Eurogrupo de la próxima semana.

En cambio, un responsable gubernamental dijo que el ministro de Finanzas Yanis Varoufakis pediría un “acuerdo puente” hasta que Atenas sea capaz de presentar un nuevo programa de deuda y reformas.

“No aceptaremos ningún acuerdo que no esté relacionado con un nuevo programa”, dijo el responsable, que pidió no ser identificado.

Varoufakis volvió con las manos vacías de una gira por capitales europeas en la que incluso gobiernos de izquierda moderada en Francia e Italia insistieron en que Grecia debería mantener sus compromisos adquiridos con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional y rechazaron cualquier quita de deuda.

Los ministros de finanzas de la zona euro abordarán ahora cómo proceder con la ayuda financiera a Atenas en una sesión especial el próximo miércoles, antes de la primera cumbre de líderes europeos en la que participará el primer ministro griego, Alexis Tsipras, un día más tarde.

Los participantes dijeron que no se lograron progresos en una reunión preparatoria de altos cargos de ministerios de finanzas en Bruselas el jueves porque Grecia y sus socios de la zona euro estaban en posiciones muy alejadas.

“Era Grecia contra todos los demás, básicamente uno frente a 18”, dijo un funcionario.

Los socios de Atenas apoyaron un documento alemán que rechazaba cualquier marcha atrás con las reformas o compromisos realizados por los anteriores gobiernos griegos.

Tsipras y sus ministros prometieron en sus primeros días en el cargo elevar el salario mínimo, volver a contratar a algunos funcionarios despedidos y detener algunas privatizaciones.

Esto choca con las condiciones establecidas por el FMI y los países de la zona euro, que han prestado a Atenas un total de 240.000 millones de euros (270.000 millones de dólares).

El viernes, la agencia de riesgo crediticio Standard and Poor’s recortó la calificación de deuda soberana a largo plazo de Grecia a “B-” desde “B”, señalando limitaciones de liquidez que pesan sobre los bancos del país.

La calificación de largo plazo de Grecia “permanece en observación con implicaciones negativas”, dijo la agencia.

PRESIÓN DE EEUU

Añadiendo presión a Tsipras, Estados Unidos dijo a Grecia a través de su embajador el viernes que cooperara con sus socios europeos y el FMI y “ejerciera prudencia fiscal”.

El nuevo primer ministro tendrá que trazar una fina línea cuando pronuncie un discurso ante el Parlamento el domingo y busque un voto de confianza el martes.

El BCE elevó la apuesta esta semana al decidir prohibir a los bancos griegos usar bonos gubernamentales como garantía por financiamiento mientras no exista perspectiva de un acuerdo de rescate acordado.

La medida del BCE implica que el banco central de Grecia deberá proveer a los bancos del país con decenas de miles de millones de euros en liquidez adicional de emergencia.

Las acciones bancarias griegas siguieron cayendo el viernes al final de una semana de fuertes oscilaciones.

El funcionario griego dijo que Varoufakis esperaba un duro trato de sus socios en la reunión del próximo miércoles, incluyendo una demanda de extender el programa de rescate existente, que expira a fines de febrero.

Pero el nuevo Gobierno griego, encabezado por el partido de izquierda Syriza, llegó al poder en parte debido al rechazo a las medidas de austeridad en las elecciones del mes pasado.

“Es esperable, obviamente existe presión como parte de una situación dinámica, estamos en una negociación. Pero creemos que llegaremos a una solución beneficiosa mutua pronto”, dijo otro funcionario, de la oficina del primer ministro.

Funcionarios de la zona euro dicen que Grecia es libre de diseñar sus propios cambios como lo prometió durante la campaña, siempre y cuando el resultado esté en línea con los compromisos de finanzas públicas más fuertes, pago de deuda y reformas.

Sin embargo, no existe mucho tiempo para alcanzar un acuerdo. Algunos analistas dicen que Grecia podría quedarse sin financiamiento para marzo sin mayor ayuda de la zona euro.

Reporte adicional de Jeremy Gaunt y Costas Pitas en Atenas y Lionel Laurent en Londres; escrito por Paul Taylor, traducido por Emma Pinedo en la Redacción de Madrid, editado por Patricia Avila

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below