9 de febrero de 2015 / 13:22 / hace 3 años

Demanda china no es tan débil como sugiere desplome de importaciones

SINGAPUR (Reuters) - Un sorpresivo desplome en las importaciones de China muestran que la mayor economía de Asia aún pierde impulso, pese a una serie de medidas de estímulo, aunque los movimientos globales de precios y el impacto de un feriado podrían haber exagerado la magnitud de la baja.

Las importaciones de enero se desplomaron un 20 por ciento interanual, el mayor declive desde mayo de 2009, cuando las fábricas redujeron los inventarios en reacción a la crisis financiera global. Las exportaciones, en tanto, bajaron un 3,3 por ciento.

La fuerte baja de los volúmenes de importaciones, encabezados por las materias primas, sugieren que China se está desacelerando a un ritmo aún más veloz a lo pensado, incluso después de un recorte de las tasas de interés en noviembre y de medidas para aumentar la liquidez y alentar a los bancos a otorgar préstamos.

Datos preliminares mostraron que los pedidos de carbón cayeron casi un 40 por ciento, a 16,78 millones de toneladas, desde las 27,22 millones de toneladas de diciembre.

China también pareció reducir sus propias reservas estratégicas de importaciones de crudo, que bajaron un 7,9 por ciento respecto a las 27,98 millones de toneladas de diciembre. Las importaciones petroleras permanecieron casi planas frente al total de enero de 2014.

“Los datos mensuales son problemáticos para ver las tendencias estructurales más amplias porque las reservas tienden a distorsionar los datos”, comentó Michal Meidan, directora de la consultoría China Matters.

Factores como el cambio del momento en que tienen lugar los días feriados por el Año Nuevo Lunar chino, la caída de los precios globales de las materias primas y la debilidad de las monedas en exportadores clave también hacen difícil seguir tendencias estructurales más amplias de un mes a otro.

“Para el petróleo, depende mucho de las reservas. Las enormes importaciones han estado vinculadas a llenar las reservas estratégicas de petróleo; el crecimiento de la demanda se está desacelerando y el consumo se está volviendo más eficiente”, agregó Meidan.

En la medida en que se llenan las reservas estratégicas de petróleo chinas, su demanda por importaciones de crudo podrían estar cayendo de vuelta a niveles que reflejen más adecuadamente la demanda.

Los mercados no parecieron alarmarse demasiado por la fuerte caída de las importaciones chinas. A las 0125 GMT, los futuros del crudo referencial Brent subían 0,20 dólares, a 58 dólares por barril.

En el sector del carbón, la caída de las importaciones chinas no sólo se deben a un declive de la demanda, sino a esfuerzos del Gobierno chino para proteger a mineras locales por la desaceleración del crecimiento y las políticas contra la contaminación.

En general, el dato de enero aún mostró un debilitamiento de la demanda interna y ralentización en el sector industrial, dijeron economistas de HSBC, y los mercados esperan que los consejeros en Pekín recurran a más medidas de alivio como respuesta a eso.

Reporte adicional de Jacob Gronholt-Pedersen. Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below