EEUU reporta ventas minoristas débiles en enero, gasto del consumidor apenas sube

jueves 12 de febrero de 2015 13:08 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor en Estados Unidos apenas subió en enero debido a que los hogares redujeron las compras de una serie de productos, lo que sugiere que la economía comenzó el primer trimestre en un pie más débil.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que las ventas minoristas excluyendo automóviles, gasolina, materiales de construcción y servicios de alimentos subieron un 0,1 por ciento el mes pasado tras caer un 0,3 por ciento en diciembre.

Las llamadas ventas minoristas subyacentes se corresponden más estrechamente con el componente de gasto del consumidor del producto interno bruto (PIB).

En tanto, menores ventas de gasolina y una caída de un 0,5 por ciento en las de automóviles provocaron un retroceso de 0,8 por ciento en las ventas minoristas generales el mes pasado, en su segundo mes consecutivo a la baja.

"En general, el tono de este informe fue decepcionante debido a que apunta a un comienzo débil de la actividad del gasto este año, pese a un impulso significativo de los ingresos disponibles a partir de los precios más bajos de la gasolina", dijo Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

Los economistas esperaban que las ventas minoristas subyacentes subieran un 0,4 por ciento el mes pasado. La lectura débil podría hacer que los economistas recorten sus pronósticos para el crecimiento del PIB del primer trimestre.

En el cuarto trimestre del 2014, la economía estadounidense creció a un ritmo anual de 2,6 por ciento.

Sin embargo, datos comerciales y de inventarios para diciembre sugieren que el crecimiento podría ser revisado a niveles tan bajos como un 1,7 por ciento.   Continuación...

 
Personas caminan frente a restorantes en Boston, Massachusetts. Imagen de archivo, 26 enero, 2015.  El gasto del consumidor en Estados Unidos apenas subió en enero debido a que los hogares redujeron las compras de una serie de productos, lo que sugiere que la economía comenzó el primer trimestre en un pie más débil. REUTERS/Brian Snyder