Mercados de acciones, en calma y hacia adelante

miércoles 18 de febrero de 2015 11:35 GYT
 

Por Mike Dolan

LONDRES (Reuters) - Guerra, crisis financieras y deflación persiguen de nuevo a las bolsas en este nuevo año, pero de algún modo los mercados accionarios siguen en calma y hacia adelante.

Hay algo misterioso en cómo las bolsas en Wall Street, Fráncfort y Londres se encaminan a sus niveles más altos en varios años en un contexto de conflicto en Ucrania, de un riesgo real de que Grecia salga de la zona euro y con tensión por la deflación de los precios al consumo en muchas partes del mundo.

Todo se conjuga para un potencial golpe a las empresas, la confianza bancaria, el gasto de hogares ya endeudados y los resultados de compañías y gobiernos.

Sin embargo, el hecho de que las históricamente costosas acciones líderes sigan escalando "un muro de preocupaciones", muestra que los inversores son complacientes o que hay una percepción menos obvia sobre el estado en que se encuentra el mundo.

Es cierto que no faltan los agoreros que anticipan que todo esto va a terminar en un mar de lágrimas y muchos temen que estemos en la recta final de una de las corrientes alcistas más largas en la historia de los mercados bursátiles.

Algunos se quejan que la inflación del valor de los activos es un efecto secundario y pernicioso de la permanente impresión de dinero por parte de los bancos centrales, lo que agrava la brecha entre los súper ricos y el resto de la población.

Todo eso puede ser verdad, pero hay simples explicaciones para una subida constante de los mercados accionarios que ha sido tan larga y que muestra tan pocas señales de agotarse.

Cuatro son los asuntos principales: Un crecimiento mundial persistente aunque no muy brillante, una política monetaria extremadamente expansiva con nuevas fuentes de efectivo, el atractivo relativo de los dividendos en un mundo con bonos con rendimientos cercanos a cero o incluso negativos y el estímulo del desplome de los precios de la energía en los últimos meses.   Continuación...

 
En la imagen de archivo, una compañía inmobiliaria avisa en su publicidad "Keep Calm There's no Bubble" (Mantengan la calma, no hay burbuja) en Dubai. 19 de noviembre de 2013. Guerra, crisis financieras y deflación persiguen de nuevo a las bolsas en este nuevo año, pero de algún modo los mercados accionarios siguen en calma y hacia adelante. REUTERS/Caren Firouz