Banco Central de Colombia deja estable tasa de interés, pero con sesgo bajista

viernes 20 de febrero de 2015 17:10 GYT
 

Por Nelson Bocanegra

BOGOTÁ (Reuters) - El Banco Central de Colombia dejó el viernes sin cambios su tasa de interés en un 4,5 por ciento, una decisión en línea con lo esperado por el mercado y que busca seguir impulsando a la economía local en medio de unas perspectivas de desaceleración.

La medida fue respaldada unánimemente por los siete miembros del directorio del banco emisor y mantiene el tipo estable por sexto mes consecutivo.

No obstante, el comunicado de la autoridad monetaria mostró que existe una alta dosis de incertidumbre sobre el impacto del desplome de los precios internacionales del petróleo sobre el comercio internacional y la demanda interna del país.

"Una parte del descenso en los términos de intercambio será permanente y se reflejará en una menor dinámica del ingreso nacional", dijo el gerente del banco, José Darío Uribe, al leer un documento.

"La nueva información para el cuarto trimestre de 2014 sugiere que la demanda interna continuó dinámica y que las exportaciones netas habrían restado más de lo esperado al producto", agregó.

El banco mantuvo su estimación del crecimiento económico para el 2014 en un 4,8 por ciento como cifra más probable y para este año prevé una expansión de un 3,6 por ciento, lo que incorpora el efecto de menores precios del crudo.

En tanto, Uribe sostuvo que la inflación acumulada de los últimos 12 meses hasta enero, de un 3,82 por ciento, fue superior a la proyectada por el equipo técnico del banco, pero destacó que las expectativas se mantienen controladas dentro de la meta para el año, de entre un 2 y un 4 por ciento.

  Continuación...

 
Personas caminan frente al Banco Central de Colombia en Bogotá. Imagen de archivo, 20 agosto, 2014. El directorio del Banco Central de Colombia inició el viernes su encuentro mensual del que se espera que deje inalterada su tasa de interés, por sexto mes consecutivo, en busca de mantener una postura expansiva en momentos en que se anticipa una desaceleración de la economía. REUTERS/John Vizcaino