Obama busca nuevas normas para regular asesorías para pensiones

lunes 23 de febrero de 2015 17:23 GYT
 

Por Jeff Mason y Sarah N. Lynch

WASHINGTON (Reuters) - Las corredurías en Wall Street y asesores financieros podrían enfrentar nuevas restricciones bajo una propuesta presentada el lunes por el presidente Barak Obama, y que la Casa Blanca dijo que podría ahorrar miles de millones de dólares cada año a estadounidenses con cuentas de pensiones.

Las nuevas normas buscarían reducir conflictos de intereses para proteger a estadounidenses de ser asesorados para realizar costosas inversiones de jubilación que pueden incluir fuertes cobros.

Las medidas anunciadas por la Casa Blanca forman parte del esfuerzo de Obama para priorizar temas que tienen resonancia en la clase media, e inyecta presión política a un ya intenso debate sobre las obligaciones que deben enfrentar las corredurías.

Las nuevas reglas, que el Departamento de Trabajo estadounidense espera proponer formalmente en los próximos meses, impactaría a miles de corredurías, desde grandes firmas como Fidelity, Wells Fargo, Charles Schwab y Raymond James a compañías menores e independientes.

Las corredurías estarían obligadas a seguir "estándares fiduciarios" para priorizar los intereses de los clientes sobre los de las firmas.

Funcionarios del Gobierno aseguraron que las nuevas normas recortarán los "pagos ocultos" que los asesores financieros pueden recibir cuando alientan a sus clientes a comprar productos más costosos que podrían no ser la mejor alternativa para los inversores, pero que podrían llevar mayores comisiones para las corredurías.

Aquellas prácticas cuestan a las familias trabajadoras y de clase media unos 17.000 millones de dólares al año, según estimaciones de la Casa Blanca.

"Le estoy pidiendo al Departamento del Trabajo actualizar las normas y requerimientos para que los asesores en pensiones coloquen los mejores intereses de sus clientes por sobre sus propios intereses financieros", dijo Obama.   Continuación...