Grecia promete respetar privatizaciones y compromisos fiscales

martes 24 de febrero de 2015 05:48 GYT
 

BERLÍN (Reuters) - El Gobierno griego se comprometió a respetar las privatizaciones en curso o finalizadas y garantizará que los esfuerzos para lidiar con la "crisis humanitaria" no impacten negativamente en sus compromisos presupuestarios, según un documento que contiene la lista de reformas y al que tuvo acceso Reuters el martes.

Atenas envió la lista a la Unión Europea y al Fondo Monetario Internacional el lunes por la noche. Las dos instituciones deben aprobar el plan a fin de allanar el camino para extender el rescate actual de Grecia durante otros cuatro meses.

La lista también incluye las promesas de reformar la política fiscal, junto con revisar y controlar el gasto público en "todos los ámbitos".

Atenas también se comprometió a consolidar los fondos de pensiones para lograr ahorros y eliminar los incentivos a la jubilación anticipada.

Esto es visto como un esfuerzo por encontrar un compromiso entre el objetivo declarado del Gobierno de no implementar ningún recorte adicional de las pensiones frente a las pretensiones de la UE y del FMI de exigir nuevos ajustes en esta materia.

El Gobierno griego también dijo que la reforma de los salarios del sector público no reduciría adicionalmente los sueldos, pero también aseguraría que la factura total de los salarios públicos no suba.

También dijo que su objetivo a mediano plazo era aumentar el salario mínimo, pero agregó que lo haría solo en consulta con los socios europeos.

(Información de Matthias Sobolewski. Traducido por la Redacción de Madrid; editado por Carlos Aliaga vía Mesa Santiago)

 
El gobierno griego ha prometido no invalidar las privatizaciones completadas y garantizará que los esfuerzos para hacer frente a la "crisis humanitaria" no impacten negativamente en sus compromisos presupuestarios, según un documento que contiene la lista de reformas y al que tuvo acceso Reuters el martes. En la imagen, un guardia griego mira mientras un turista se hace una foto  con otro guardia, en la tumba al soldado desconocido en Atenas, el 23 de febrero de 2015.  REUTERS/Alkis Konstantinidis