24 de febrero de 2015 / 15:38 / hace 3 años

RESUMEN-Zona euro respalda extensión de ayuda a Grecia, busca reformas más claras

Una bandera dehilachada de la Unión Europea flameando en el Ministerio de Finanzas de Grecia en Atenas, feb 24 2015. Grecia aseguró una prórroga de cuatro meses de su rescate financiero el martes, luego de que sus pares de la zona euro aprobaron un plan de reformas del Gobierno izquierdista de Atenas que retira medidas clave y promete que el presupuesto no se excederá para aliviar la tensión social. REUTERS/Yannis Behrakis

BRUSELAS/BERLÍN (Reuters) - Grecia se aseguró el martes una prórroga de cuatro meses de su rescate financiero cuando sus pares de la zona euro aprobaron un plan de reformas, que da marcha atrás con medidas propuestas por su Gobierno de izquierda y promete que el gasto para aliviar la situación social no excederá su presupuesto.

Los ministros de Finanzas tomaron la decisión en una teleconferencia de una hora convocada por el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, luego de que el nuevo gobierno izquierdista griego le envió una lista de las reformas que planea implementar hasta julio.

La decisión, que debe ser ratificada por algunos parlamentos nacionales en los próximos días, evitó por ahora un colapso bancario y una potencial bancarrota del Estado griego, pero en el corto plazo se avecinan duras negociaciones sobre el futuro económico a largo plazo del país.

Un funcionario del Ministerio de Finanzas griego dijo que el país más endeudado de la zona euro iniciaría discusiones inmediatamente con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional sobre las metas de déficit financiero de este año.

Los ministros revisaron un documento de seis páginas firmado por el ministro de Finanzas griego, el marxista Yanis Varoufakis, que baja el tono a las promesas de campaña de frenar privatizaciones, incrementar el gasto en bienestar social y elevar el salario mínimo.

En un comunicado, el Eurogrupo instó a Grecia a desarrollar y ampliar la lista de medidas reformistas, basadas sobre “el arreglo actual”, un eufemismo para el acuerdo de rescate que el primer ministro izquierdista Alexis Tsipras había prometido abandonar.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, dijo que el plan de reformas era “no muy específico”, y que se necesitarían garantías más claras sobre reformas claves en pensiones, impuestos y privatizaciones.[nL1N0VY15B]

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dio a la lista una bienvenida cautelosa, y alertó contra planes para ayudar a los griegos a apartarse de sus deudas impositivas e hipotecarias privadas.

“Yo volvería a instar a las autoridades griegas a actuar rápidamente para estabilizar la cultura de pagos y abstenerse de cualquier acción unilateral en el sentido contrario”, escribió Draghi.

Los mercados financieros subieron incluso antes de la confirmación de la extensión del rescate por 240.000 millones de euros, que salvó a Grecia de una potencial salida desordenada de la zona euro.

Sin embargo, Dijsselbloem dijo al Parlamento Europeo que Grecia probablemente necesite más asistencia tras los dos rescates recibidos desde el 2010.

La carta enviada por Grecia promete no revertir las privatizaciones en marcha o completadas, y garantizar que la lucha contra lo que el Gobierno ha llamado una crisis humanitaria provocada por las medidas de austeridad impuestas por el rescate “no tenga efectos fiscales negativos”.

El documento, al que Reuters tuvo acceso, contenía pocas cifras pero prometía mejorar la disciplina impositiva, combatir la corrupción y “revisar y controlar el gasto en cada área de Gobierno”.

Dijsselbloem dijo que el Gobierno griego podría estar siendo demasiado optimista sobre cuántos ingresos podría generar su planeada ofensiva impositiva.

Dijsselbloem, quien es también el ministro de Finanzas de Países Bajos, dijo a los legisladores de la UE que la zona euro podría estudiar un alivio mayor al endeudamiento griego si Grecia cumple todos los criterios especificados en su segundo rescate, de noviembre del 2012, “algo que todavía no ocurrió”.

El funcionario insistió en que la salida de Grecia de la zona euro no había sido discutida y no estaba sobre la mesa de negociación, agregando que el único Gobierno que había realizado una reunión para prepararse para una posible salida griega fue el británico.

En Alemania, el ministro de Finanzas Wolfgang Schaeuble, que adoptó la línea más dura en las negociaciones con Grecia, escribió al presidente de la cámara baja pidiéndole una votación esta semana para extender el rescate.

El rechazo alemán a un pedido inicial griego de una extensión crediticia por seis meses obligó al Gobierno griego a efectuar una serie de concesiones políticamente sensibles, postergando o dando marcha atrás con promesas electorales de revertir las políticas de austeridad, abandonar el rescate y cortar la cooperación con los inspectores de la “troika” UE-BCE-FMI.

Reporte adicional de Deepa Babington en Atenas, Adrian Croft en Bruselas, Erik Kirschbaum en Berlín, John Geddie en Londres y Aija Krutaine en Riga; editado en español por Hernán García

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below