25 de febrero de 2015 / 16:08 / hace 2 años

Grecia enfrenta problemas para pagar al FMI y al BCE, Alemania muestra desconfianza

4 MIN. DE LECTURA

Una bandera de Grecia en la plaza de la Constitución en Atenas, feb 25 2015. Grecia admitió el miércoles que tendrá dificultades para cumplir con los pagos de la deuda al Fondo Monetario Internacional y al Banco Central Europeo (BCE), en momentos en que el ministro de Finanzas alemán manifestó abiertamente sus dudas sobre la credibilidad de Atenas.Alkis Konstantinidis

ATENAS/BERLÍN (Reuters) - Grecia admitió el miércoles que tendrá dificultades para cumplir con los pagos de la deuda al Fondo Monetario Internacional y al Banco Central Europeo (BCE), en momentos en que el ministro de Finanzas alemán manifestó abiertamente sus dudas sobre la credibilidad de Atenas.

Un día después de que los ministros de Finanzas de la zona euro acordaran una extensión de cuatro meses al rescate de su miembro más fuertemente endeudado, el titular de Finanzas griego Yanis Varoufakis hizo una evaluación franca sobre la posición económica de Grecia.

"No tendremos problemas de liquidez para el sector público. Pero definitivamente tendremos un problema para pagar los desembolsos al FMI ahora y al BCE en julio", dijo a Alpha Radio.

No dio cifras sobre el déficit de financiamiento. Después de unos pagos de intereses este mes por unos 2.000 millones de euros a tenedores de bonos y prestamistas oficiales, Grecia debe pagar un préstamo del FMI por alrededor de 1.600 millones que vence en marzo.

Luego necesita unos 800 millones de euros para pagos de intereses en abril y unos 7.500 millones en julio y agosto para bonos que vencen y que están en poder del BCE y para más pagos de intereses.

El ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schaeuble, dijo que no se pagaría a Grecia hasta que Atenas haya cumplido completamente con las condiciones de su programa de rescate.

"La pregunta ahora es si uno puede creer en las promesas del Gobierno griego o no. Hay muchas dudas en Alemania, esto debe entenderse", dijo Schaeuble.

Alimentando las sospechas de Alemania, un funcionario de izquierda y de línea dura del nuevo gobierno del primer ministro griego Alexis Tsipras pareció retractarse del compromiso recientemente tomado con los acreedores de no detener las privatizaciones que ya están en curso.

El ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, dijo que el Gobierno no avanzaría con la venta de su compañía de electricidad PPC ni con el operador de la red de energía ADIME.

"Las compañías no han presentado ofertas vinculantes, por lo que no se completará. Este también es el caso de PPC", dijo al diario Ethnos en comentarios publicados el miércoles.

Estas declaraciones desataron una respuesta enojada desde Berlín, donde un portavoz del Ministerio de Finanzas dijo que Atenas no podía decidir demorar o frenar las privatizaciones por su propia cuenta.

Mejor Que La Alternativa

Pese al escepticismo y las voces disidentes en ambos gobiernos, todo indica que el programa de extensión del rescate por cuatro meses será aprobado por legisladores alemanes y griegos esta semana.

Sin embargo, la nueva ronda de negociaciones sobre la deuda griega comenzará tan pronto como se hagan las votaciones, y se desarrollarán bajo la sombra de una inminente crisis de repago.

La canciller alemana Angela Merkel, buscando convencer a los escépticos en su propio bloque conservador y al público en general, dijo que la extensión de un acuerdo era preferible a la alternativa.

"Saludo el hecho de que hemos encontrado un punto de inicio para las negociaciones con el nuevo gobierno. Esto es gratificante cuando uno ve lo que estaba siendo discutido unas semanas atrás", dijo en una referencia indirecta al riesgo de que Grecia caiga en bancarrota y sea forzada a salir de la zona euro.

"En los últimos días nos arreglamos para mostrar que somos capaces de hacer compromisos, lo que no es menor, pero está lejos de ser todo", agregó en una conferencia de prensa.

Legisladores disidentes de derecha advirtieron contra desperdiciar dinero al seguir apoyando a Grecia, pero Merkel tiene el respaldo de una amplia mayoría ya que sus partidarios tienen 504 de los 631 escaños de la Cámara baja.

Reporte adicional de Angeliki Koutantou, Editado en español por Juana Casas

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below