Australia y EEUU compiten para satisfacer insaciable pero lucrativo apetito por quinua

miércoles 25 de febrero de 2015 12:31 GYT
 

Por Colin Packham

SÍDNEY (Reuters) - Australia y Estados Unidos, dos de los mayores exportadores de trigo del mundo, están compitiendo para convertirse en productores masivos de quinua, el "súper alimento" sudamericano, y aprovechar el mercado de productos sin gluten que se espera supere los 6.000 millones de dólares para el 2018.

En un factor clave para los agricultores australianos que regularmente deben enfrentar sequías, el nutritivo grano puede soportar climas extremos. Además, la quinua se vende por unos 3.000 dólares la tonelada, en comparación con el trigo que alcanza menos de 300 dólares por tonelada.

La quinua, que por miles de años ha sido el principal grano de cultivo de regiones andinas, irrumpió en los mercados occidentales preocupados por una alimentación más saludable.

La demanda creció un 300 por ciento entre 2007 y 2012, según datos de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en momentos en que proveedores tradicionales - Bolivia, Perú, Chile y Ecuador - tienen problemas para cubrir la demanda de consumidores occidentales.

Los precios de la quinua se duplicaron desde 2007 a 2009 y aumentaron hasta un máximo en 2014, según información de la ONU.

La demanda por el grano muestra pocas señales de disminuir.

Se prevé que el tamaño del mercado global de productos sin gluten crezca un 10 por ciento por año para valer más de 6.200 millones de dólares hacia el 2018, según un reporte del 2013 de Research and Markets.

El atractivo de la quinua radica en su elevado nivel proteico y en la ausencia de gluten. Además, es el único cultivo que contiene todos los aminoácidos, oligoelementos y vitaminas esenciales.   Continuación...

 
Imagen de archivo de una variedad de quinua roja en exhibición durante la feria gastronómica Mistura en Lima, sep 12 2013. Australia y Estados Unidos, dos de los mayores exportadores de trigo del mundo, están compitiendo para convertirse en productores masivos de quinua, el "súper alimento" sudamericano, y aprovechar el mercado de productos sin gluten que se espera supere los 6.000 millones de dólares para el 2018. REUTERS/Enrique Castro-Mendivil