Caída de precio de gasolina presiona a la baja inflación EEUU

jueves 26 de febrero de 2015 12:33 GYT
 

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al consumidor de Estados Unidos anotaron en enero su mayor caída desde 2008 ya que los costos de la gasolina continuaron desplomándose y la inflación subyacente avanzó modestamente.

La baja podría ofrecer a una cauta Reserva Federal más espacio para aplazar una alza de las tasas de interés.

Otros datos del jueves mostraron un repunte de los planes de inversión empresarial, pero probablemente no lo suficiente como para cambiar las expectativas de un crecimiento económico moderado en el primer trimestre.

"Pasará algún tiempo hasta que la Fed tenga la confirmación necesaria de que la inflación volverá al objetivo en el mediano plazo y nosotros continuamos viendo a septiembre como el punto de inicio más natural para el despegue de las tasas", dijo Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

El Departamento de Trabajo dijo que su índice de precios al consumidor (IPC) bajó un 0,7 por ciento el mes pasado, la mayor caída desde diciembre de 2008, tras retroceder un 0,3 por ciento en diciembre. Fue el tercer mes consecutivo de bajas para el indicador.

En los 12 meses a enero, el IPC retrocedió un 0,1 por ciento, el primer descenso desde octubre de 2009 y una brusca desaceleración comparado con el avance de un 0,8 por ciento a diciembre.

Los responsables de la Fed desde hace tiempo que ven la caída de la inflación, presionada por la baja de la energía, como un fenómeno transitorio. El banco central estadounidense tiene una meta de inflación de un 2 por ciento.

La presidenta de la Fed Janet Yellen dijo a los legisladores esta semana que el comité de política monetaria del banco central "debe estar razonablemente confiado en que a mediano plazo la inflación subirá hacia su objetivo de un 2 por ciento" antes de comenzar a elevar las tasas de interés.   Continuación...

 
Una persona carga combustible en una gasolinera Phillips 66 en Troy, EEUU, ene 17 2015. Los precios al consumidor de Estados Unidos anotaron en enero su mayor caída desde 2008 ya que los costos de la gasolina continuaron desplomándose y la inflación subyacente avanzó modestamente.  REUTERS/Whitney Curtis