Grandes automotrices en EEUU incumplen expectativas de ventas en febrero

martes 3 de marzo de 2015 12:21 GYT
 

Por Paul Lienert y Ben Klayman

DETROIT, EEUU (Reuters) - Un clima invernal severo desaceleró las ventas de vehículos en Estados Unidos en febrero por segundo año consecutivo y varias grandes automotrices incumplieron las proyecciones de analistas y contuvieron las expectativas optimistas.

Las ventas débiles informadas el martes probablemente se debieron "al clima inclemente", dijo Joseph Amaturo, de Buckingham Research Group, quien prevé que "cualquier venta perdida sea compensada en marzo".

General Motors Co dijo que las ventas de febrero en Estados Unidos subieron casi un 4 por ciento, a 231.378, incumpliendo por poco las expectativas de los analistas de 233.707.

Las ventas de Ford Motor Co cayeron un 2 por ciento, a 180.383 unidades, que se comparan a las 194.172 esperadas por los analistas.

Fiat Chrysler Automobiles registró un incremento de ventas de un 6 por ciento, a 163.586 vehículos, menos que las 168.172 previstas por analistas.

Las ventas de Nissan Motor Co avanzaron un 3 por ciento, a 118.436, frente a estimaciones de 121.183 unidades.

El brazo estadounidense de Fiat Chrysler dijo que prevé que la industria automotriz informe de ventas anualizadas de 16,5 millones de vehículos en febrero, que incluye camionetas medias y pesadas. Eso probablemente incumpliría las expectativas.

Los 48 economistas consultados en un sondeo de Reuters proyectaban en promedio ventas de autos en Estados Unidos de 16,7 millones de vehículos en febrero sobre una base anualizada, sin incluir camionetas medias y pesadas, que cada año responden por hasta 400.000 unidades vendidas.   Continuación...

 
Unos brazos robóticos soldando el chasis de un vehículo en la planta de Ford en Claycomo, EEUU, abr 30 2014. Un clima invernal severo desaceleró las ventas de vehículos en Estados Unidos en febrero por segundo año consecutivo y varias grandes automotrices incumplieron las proyecciones de analistas y contuvieron las expectativas optimistas.  REUTERS/Dave Kaup