China reporta datos económicos entre enero y febrero más débiles que lo previsto, avivan apuestas de mayor estímulo

miércoles 11 de marzo de 2015 06:19 GYT
 

Por Koh Gui Qing y Kevin Yao

PEKÍN (Reuters) - El crecimiento en China de la inversión, las ventas minoristas y la producción fabril incumplió todos los pronósticos entre enero y febrero, dejando a los inversores con pocas dudas de que la economía aún está perdiendo fuerza y necesita nuevas medidas de apoyo.

Las cifras vienen un día después de unos datos que mostraron que las presiones deflacionarias en el sector fabril se intensificaron en febrero.

Los nuevos datos probablemente avivarán las expectativas de más recortes de tasas de interés y otros medidas para evitar una desaceleración más pronunciada en la segunda mayor economía del mundo.

La producción industrial creció un 6,8 por ciento en los dos primeros meses del año en comparación con el mismo período del año previo, dijo el miércoles la Oficina Nacional de Estadísticas, su expansión más débil desde finales del 2008.

Los analistas consultados por Reuters esperaban un alza de un 7,8 por ciento, una cifra ligeramente inferior a diciembre.

"Esto es indicativo de la nueva normalidad defendida por el presidente Xi", dijo Chester Liaw, economista de Forecast Pte en Singapur.

"Los niveles de producción industrial de dos dígitos serán una cosa del pasado. También es poco probable que las ventas minoristas resistan mucho tiempo por encima del nivel de un 10 por ciento", agregó.

Las ventas minoristas subieron un 10,7 por ciento en los dos primeros meses, incumpliendo las expectativas de un alza de un 11,7 por ciento.   Continuación...

 
El crecimiento en China de la inversión, las ventas minoristas y la producción industrial incumplió todos los pronósticos entre enero y febrero, dejando a los inversores con pocas dudas de que la economía sigue perdiendo fuerza y necesita nuevas medidas de apoyo. En la imagen, una empleada trabaja en una fábrica textil en n Hefei, provincia de Anhui, el 19 de enero de 2015. REUTERS/Stringer/Files