ANÁLISIS-¿Se ha agotado la "paciencia" de la Fed?

domingo 15 de marzo de 2015 13:09 GYT
 

Por Mike Peacock

LONDRES (Reuters) - La atención esta semana se concentrará sobre todo en la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos y su intención de subir la tasa de interés, en medio de una economía mundial que se está acomodando a un desplome de los precios del petróleo y a un avance del dólar.

La combinación del Banco Central Europeo imprimiendo un montón de euros y la expectativas de la primera alza de tasas de interés en Estados Unidos causó una tormenta en los mercados cambiarios y en los emergentes.

El euro, que había alcanzado un máximo de 1,40 dólares a mediados del año pasado, ahora está languideciendo en 1,05 dólares y aparentemente en camino a la paridad.

Tras varios meses consecutivos de fuertes datos de empleo, han aumentado las expectativas de que la Fed apunte a un alza de las tasas en junio, con el retiro de su compromiso de ser "paciente" al considerar la medida.

No obstante, el alza del dólar, la baja de las exportaciones de Estados Unidos y menores presiones inflacionarias de los productos importados, podría llevar a los funcionarios de la Fed a hacer una pausa para reflexionar.

El presidente del banco de la Reserva Federal de St. Louis, James Bullard, a quien se considera funcionario de línea dura, dijo la semana pasada que el banco central se arriesgaba a retrasar mucho el alza de tasas considerando la caída del desempleo.

Otros esperan que la ausencia de inflación se prolongue.

Una encuesta de Reuters a unos 70 economistas encontró que están divididos casi a la mitad sobre si el alza de tasas se decidirá en junio o a fines de año.   Continuación...

 
Imagen del edificio de la Reserva Federal de Estados Unidos en Washington. 28 de octubre, 2014. La atención esta semana se concentrará sobre todo en la reunión de política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos y su intención de subir la tasa de interés, en medio de una economía mundial que se está acomodando a un desplome de los precios del petróleo y a un avance del dólar. REUTERS/Gary Cameron