Putin se muestra pesimista sobre economía rusa; datos muestran deterioro cobra ritmo

jueves 19 de marzo de 2015 13:02 GYT
 

Por Darya Korsunskaya y Oksana Kobzeva

MOSCU (Reuters) - El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el jueves que aún era demasiado pronto para recuperar la confianza en la economía del país, en comentarios respaldados por una serie de datos recientes que muestran una caída de las ventas minoristas y los salarios, y un aumento del desempleo.

Sin embargo, el ministro de Finanzas, Anton Siluanov, sugirió que lo peor para la economía rusa ya había pasado, a pesar de los bajos precios globales del petróleo y de las sanciones impuestas por Occidente a Moscú por su rol en la crisis de Ucrania, que han desplomado el rublo.

Putin dijo en una conferencia ante empresarios rusos que la principal tasa de interés del banco central, actualmente en el 14 por ciento, era elevada pero necesaria por la situación.

La inflación se ubica en un 16,7 por ciento, muy por encima de la meta a largo plazo del 4 por ciento establecida por el banco.

"Por lo tanto, por el momento la tasa clave está lo suficientemente alta", dijo Putin. "Por ahora, no hay fundamentos para que nos sintamos confiados", agregó.

Economistas esperaban datos débiles para febrero, pero las cifras fueron aún peores de lo estimado en una encuesta de Reuters el mes pasado.

Las ventas minoristas cayeron un 7,7 por ciento interanual en febrero, mientras que los salarios reales se desplomaron un 9,9 por ciento, lo que demuestra lo mucho que la inflación está afectando los bolsillos de los consumidores.

La inversión de capital por parte de empresas rusas retrocedió un 6,5 por ciento interanual en febrero, mientras que el desempleo aumentó al 5,8 por ciento desde el 5,5 por ciento registrado en enero.   Continuación...

 
El presidente ruso, Vladimir Putin, en una reunión con empresarios en Moscú, mar 19 2015. El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el jueves que aún era demasiado pronto para recuperar la confianza en la economía del país, en comentarios respaldados por una serie de datos recientes que muestran una caída de las ventas minoristas y los salarios, y un aumento del desempleo. REUTERS/Maxim Zmeyev