Estanflación en Brasil se agrava por subida de precios hasta mediados de marzo

viernes 20 de marzo de 2015 12:39 GYT
 

Por Silvio Cascione

BRASILIA (Reuters) - La inflación en Brasil llegó a un nuevo máximo de 10 años pese a que la economía se ha acercado cada vez más a una recesión, complicando los esfuerzos de la presidente Dilma Rousseff de inculcar confianza y alejar al país de una posible crisis.

Los precios al consumidor medidos por el índice IPCA-15 subieron un 7,90 por ciento en los 12 meses hasta mediados de marzo, superando el avance del 7,36 por ciento anual hasta mediados de febrero, dijo el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

El resultado, que estuvo en línea con las expectativas, muestra un agravamiento de la estanflación en Brasil -una alta inflación junto a un creciente desempleo y una demanda estancada-, en momentos en que los políticos están recortando subsidios y beneficios fiscales para contener el endeudamiento público.

Durante años, Rousseff ha sido blanco de críticas de los inversores por tratar de contener la inflación postergando alzas de precios y otros precios con controles gubernamentales, pese a una caída de los ingresos tributarios.

En la medida en que las presiones reprimidas sobre los precios se acumularon, Rousseff cambió de curso el año pasado luego de ganar la reelección.

Las tarifas eléctricas escalaron un 10,91 por ciento después de que el Gobierno finalmente optó por traspasar al consumidor los mayores costos de operar generadores termoeléctricos de emergencia.

Los economistas esperan que la tasa anual de crecimiento de los precios se mantenga cerca del 8 por ciento durante 2015, complicando la tarea del Banco Central de Brasil de contener las expectativas de inflación.

Las previsiones son que el banco siga subiendo las tasas de interés en los próximos meses desde el actual 12,75 por ciento, un máximo de 12 años.   Continuación...

 
Un trabajador revisa un poste de alta tensión en la carretera MS-306 en Chapadao do Sul, Brasil, sep 18 2012. La inflación anualizada de Brasil se aceleró a cerca de un 8 por ciento a mediados de marzo, la más alta en casi 10 años, mostraron datos del Gobierno publicados el viernes. REUTERS/Nacho Doce