China Sinopec dice que tomará tiempo que precios del crudo vuelvan a 100 dlr/brl

lunes 23 de marzo de 2015 10:22 GYT
 

HONG KONG (Reuters) - Sinopec Corp, la refinería más grande de Asia, dijo el lunes que espera una debilidad prolongada en los precios globales del petróleo, lo que la forzará a reducir el gasto y ser más cautelosa sobre adquisiciones.

"Los precios del petróleo este año no serán altos. Tomará un tiempo muy largo para que los precios internacionales del crudo vuelvan a 100 dólares por barril", dijo a la prensa el presidente de Sinopec, Fu Chengyu, al informar los resultados de la compañía.

"Las petroleras necesitan acostumbrarse a operar (...) en un ambiente de precios bajos del petróleo. Necesitamos pensar más en reducción de costos", sostuvo Fu.

Sinopec reportó el domingo su primera pérdida trimestral desde que salió a la bolsa en 2000, afectada por el desplome de los precios del petróleo y la debilidad de la demanda interna.

Al igual que otras grandes petroleras, Sinopec se ha visto afectada por un desplome de más de 50 por ciento en los precios del crudo desde junio y analistas afirman que esa baja se ha traducido en pérdidas de inventario en la compañía.

Sinopec dijo que reducirá el gasto de capital en 12 por ciento, a 135.900 millones de yuanes (22.000 millones de dólares) este año y que pondrá más énfasis en la inversión en calidad y eficiencia, como su rival PetroChina y otros en el sector.

Sinopec ha usado casi todo su inventario de crudo de alto costo y sus existencias actuales promedian unos 50 dólares por barril, dijo el jefe financiero de la compañía, Wang Xinhua.

El lunes, los futuros del crudo referencial Brent cotizaban a cerca de 54,80 dólares por barril.

Fu dijo que aún no era momento de que Sinopec haga grandes compras en el extranjero debido a la incertidumbre con el precio del petróleo.   Continuación...

 
Unos vehículos en fila para ingresar a una gasolinera de Sinopec en Zhengzhou, China, feb 9 2015. Sinopec Corp, la refinería más grande de Asia, dijo el lunes que espera una debilidad prolongada en los precios globales del petróleo, lo que la forzará a reducir el gasto y ser más cautelosa sobre adquisiciones. REUTERS/Stringer