PMI manufacturero preliminar de China de HSBC se contrae a mínimo de 11 meses en marzo

martes 24 de marzo de 2015 06:35 GYT
 

Por Kevin Yao

PEKÍN (Reuters) - La actividad del sector manufacturero de China cayó a un mínimo de 11 meses en marzo, por una contracción de las nuevas órdenes, mostró un sondeo privado, apuntando a una persistente debilidad de la segunda mayor economía mundial que podría motivar llamados a una política más expansiva para fomentar el crecimiento.

El índice preliminar de gerentes de compra (PMI) de HSBC/Markit cayó a 49,2 puntos en marzo, por debajo del umbral de 50 puntos que separa al crecimiento en la actividad de una contracción según una base mensual.

Economistas consultados por Reuters habían previsto una cifra de 50,6, levemente inferior al PMI final de febrero de 50,7.

"Una nueva caída en el total de nuevos negocios contribuyó a una expansión más débil de la producción, mientras las compañías siguen reduciendo su fuerza laboral", dijo Annabel Fiddes, economista de Markit.

"Las compañías manufactureras siguieron beneficiándose de una caída en los costos de las materias primas, derivada de la baja de los precios globales del crudo. Sin embargo, una demanda relativamente débil de los clientes ha llevado a las empresas a traspasar sus ahorros en un intento por fomentar nuevas obras, y reducir sus precios de venta en una tasa similar", agregó.

Las acciones en China y Hong Kong cayeron después del sondeo industrial.

El sondeo sugirió que los manufactureros enfrentan considerables desafíos por una demanda doméstica más débil y riesgos deflacionarios.

El subíndice de nuevas órdenes cayó a un mínimo de 11 meses de 49,3 en marzo. Las nuevas órdenes de exportaciones descendieron por segundo mes consecutivo, aunque a un ritmo menor.   Continuación...

 
La actividad del sector manufacturero de China cayó a un mínimo de 11 meses en marzo, por una contracción de los nuevos pedidos, mostró un sondeo privado, apuntando a una persistente debilidad de la segunda mayor economía mundial que podría motivar llamamientos a una política más expansiva para fomentar el crecimiento. En la imagen, empleados de una fábrica  de acero trabajan en Dalian,  en la provincia china de Liaoning, el 16 de marzo de 2015. REUTERS/China Daily