Evans de Fed dice que fortaleza del dólar es un desafío, aunque transitorio

miércoles 25 de marzo de 2015 10:47 GYT
 

Por Francesco Canepa y Ahmed Aboulenein

LONDRES (Reuters) - El presidente de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, dijo el miércoles que la reciente apreciación del dólar podría tener un impacto en la inflación al reducir los precios de las importaciones estadounidenses, aunque indicó que la situación sería transitoria.

"En la medida en que se produzca cualquier oscilación del dólar y luego haya un cierto nivel de estabilidad, ese cambio en los precios de las importaciones se disipará", dijo Evans, quien aboga porque la Reserva Federal retrase su inminente alza en las tasas de interés de Estados Unidos.

"Es transitorio, y la habitual influencia monetaria estadounidense en la inflación tiene que ser más importante en ese momento", aseveró.

Evans hizo estas declaraciones durante una conferencia en Londres organizada por el Foro de Instituciones Financieras y Monetarias.

Evans citó los bajos costos de la energía, que según dice beneficia a consumidores y a algunos negocios, como uno de los factores que podría contrarrestar la fortaleza del dólar.

"El dólar ha estado más fuerte (...) (y) será un desafío para algunos, pero los precios de la energía están teniendo efectos beneficiosos para los consumidores y muchas empresas", manifestó.

Previamente este mes, el índice dólar alcanzó su mayor nivel en 12 años contra una cesta de monedas importantes, pero ha perdido cierto terreno desde que la semana pasada la Fed redujo sus previsiones para el crecimiento y la inflación, e indicó que el ritmo de futuras alzas de las tasas de interés será gradual.

  Continuación...

 
En la imagen, Charles Evans, presidente de la Fed de Chicago participa en un foro en Bangkok. 9 de julio, 2012. Los funcionarios de la Reserva Federal deben estar "bastante seguros" de que la inflación alcanzará un saludable 2 por ciento antes de elevar las tasas de interés, dijo el miércoles el jefe de la Fed de Chicago, alentando un retraso en la subida de los tipos hasta el primer semestre del próximo año. REUTERS/Sukree Sukplang