30 de marzo de 2015 / 17:08 / en 2 años

Gasto del consumidor EEUU se muestra tibio, ahorros en máximo de dos años

Unos clientes al interior de una tienda Safeway en Wheaton, EEUU, feb 13 2015. El gasto del consumidor estadounidense apenas subió en febrero, ya que las familias aprovecharon los bajos precios de la gasolina para aumentar su ahorro al mayor nivel en más de dos años, en la señal más reciente de que el crecimiento económico se moderó en el primer trimestre. REUTERS/Gary Cameron

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor estadounidense apenas subió en febrero, ya que las familias aprovecharon los bajos precios de la gasolina para aumentar su ahorro al mayor nivel en más de dos años, en la señal más reciente de que el crecimiento económico se moderó en el primer trimestre.

El tiempo frío se combinó con la fortaleza del dólar, con una disputa laboral portuaria en la costa oeste y un debilitamiento de la demanda europea y asiática para pesar sobre el crecimiento económico en el primer trimestre.

Lo más probable es que la desaceleración de la actividad sea solo temporal, pero podría hacer que la Reserva Federal retrase la subida de las tasas de interés hacia finales de año.

“Esperamos que la actividad del gasto repunte de forma significativa en los próximos meses, cuando se disipe el revés climático, pero es probable que el débil tono de los datos siga apaciguando el impulso de la Fed de endurecer la política monetaria a corto plazo”, dijo Millan Mulraine, de TD Securities en Nueva York.

El Departamento de Comercio dijo el lunes que el gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, subió un 0,1 por ciento el mes pasado tras una caída del 0,2 por ciento en enero.

Las familias redujeron las compras de artículos caros como autos, pero el tiempo frío elevó el gasto en servicios públicos.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un aumento de 0,2 por ciento.

Al ajustarse por inflación, el gasto bajó un 0,1 por ciento, la lectura más débil desde abril del año pasado, tras crecer 0,2 por ciento en enero.

En su mayoría, los inversores de Wall Street ignoraron los datos, fijando su atención en una serie de acuerdos de fusión en biotecnología. Las acciones operaban al alza.

El dólar subía frente a una canasta de monedas, al igual que los precios de la deuda del Gobierno de Estados Unidos.

DESACELERACIÓN DEL CONSUMO

El gasto del consumidor, que creció a su mejor ritmo en más de ocho años en el cuarto trimestre, ha perdido impulso en parte por el mal tiempo y una mayor propensión de los hogares a ahorrar dinero y reducir deuda.

El débil informe de febrero hizo que los economistas redujeran más sus estimaciones de crecimiento del Producto Interno Bruto para el primer trimestre.

Macroeconomic Advisers rebajó sus proyecciones en dos décimas de punto porcentual, hasta un ritmo anual del 0,9 por ciento. Barclays redujo su predicción a un 1 por ciento desde el 1,2 por ciento, mientras Morgan Stanley calcula ahora un ritmo de crecimiento del 0,8 por ciento, frente al 0,9 anterior.

Si bien las familias parecen haber optado por ahorrar la mayor parte de los ingresos que no gastaron debido a la caída del costo de la gasolina, o usaron el dinero para pagar deudas, la mejora de sus hojas de balance y del mercado laboral debería impulsar el consumo este año, de acuerdo con los economistas.

El mes pasado, los ingresos personales ascendieron 0,4 por ciento tras un incremento similar en enero.

El ahorro aumentó a 768.600 millones de dólares, el mayor nivel desde diciembre del 2012, contra 728.700 millones de dólares en enero.

La tasa de ahorro subió a 5,8 por ciento, también el récord desde diciembre del 2012, contra 5,5 por ciento en enero.

“Los consumidores tendrán un gran poder de gasto contenido cuando la economía supere la depresión invernal”, dijo Chris Rupkey, de MUFG Union Bank en Nueva York.

De hecho, ya hay señales de que ha empezado una mejoría.

En un informe diferente, la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo que su índice de ventas pendientes de casas, basado en contratos firmados, subió un 3,1 por ciento en febrero, a su nivel más alto desde junio de 2013.

Se registró un leve incremento de los precios el mes pasado, sugiriendo que la reciente tendencia hacia una menor inflación ya agotó su recorrido, pero los precios al consumidor se mantienen bien por debajo de la meta de la Fed, de 2 por ciento.

La presidenta del banco central, Janet Yellen, dijo el viernes que es probable que las tasas de interés empiecen a subir más adelante en el año, incluso aunque la inflación siga baja.

Un índice de precios basado en el consumo subió un 0,2 por ciento tras caer 0,4 por ciento en enero. En los 12 meses a febrero, el índice de precios basado en el gasto de consumo personal, conocido como PCE por sus siglas en inglés, creció 0,3 por ciento.

Sin contar alimentos y energía, los precios avanzaron 0,1 por ciento tras un aumento similar en enero. El llamado índice de precios PCE subyacente se incrementó 1,4 por ciento en los 12 meses a febrero.

Reporte de Gabriel Burin y Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below