EEUU registra menor crecimiento del empleo desde diciembre 2013

viernes 3 de abril de 2015 09:44 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Los empleadores de Estados Unidos abrieron en marzo la menor cantidad de puestos de trabajo en más de un año, ante señales de que la economía comenzaba a sentir el efecto de la fortaleza del dólar y la caída de los precios del crudo, lo que podría aplazar una esperada subida de tasas de interés de la Reserva Federal.

Las nóminas no agrícolas registraron un incremento de 126.000 el mes pasado, el menor número desde diciembre del 2013, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

El sector productor de bienes, que se vio perjudicado por la escalada del dólar, se desprendió de 13.000 posiciones de trabajo el mes pasado, la mayor caída desde julio del 2013.

El bajo incremento del empleo en marzo puso fin a 12 meses consecutivos de alzas superiores a 200.000, que había sido la racha más larga desde 1994.

Adicionalmente, los datos de enero y febrero fueron rectificados para mostrar que se crearon 69.000 puestos menos de lo reportado anteriormente, dando al informe un tono todavía más débil.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un aumento de 245.000 en marzo.

El avance relativamente pequeño del empleo podría alentar los temores de que la reciente debilidad de la actividad económica podría tener más que ver con los fundamentos que con cuestiones transitorias.

No hubo señales de que el mal tiempo hubiera impactado en las nóminas, aunque el empleo de la construcción descendió.

El mercado laboral en general se había mantenido al margen del impacto del crudo invierno boreal, la fortaleza del dólar, la menor demanda global y de una disputa en los puertos de la costa oeste del país, que se combinaron para debilitar la actividad económica en el primer trimestre.   Continuación...

 
Cartel de "Now Hiring" en local de Urban Outfitters, Quincy Market, Boston, 5 sep, 2014. Los empleadores de Estados Unidos abrieron en marzo la menor cantidad de puestos de trabajo en más de un año, ante señales de que la economía comenzaba a sentir el efecto de la fortaleza del dólar y la caída de los precios del crudo, lo que podría aplazar una esperada subida de tasas de interés de la Reserva Federal.
REUTERS/Brian Snyder