3 de abril de 2015 / 15:13 / en 2 años

RESUMEN-EEUU registra menores contrataciones desde 2013, tasa de desempleo sigue estable

Un anuncio de empleo en una feria laboral para veteranos de las Fuerzas Armadas en Carson, EEUU, oct 3 2014. Los empleadores de Estados Unidos abrieron en marzo la menor cantidad de puestos de trabajo en más de un año, lo que podría elevar las preocupaciones sobre la reciente desaceleración del crecimiento económico y aplazar una esperada subida de tasas de interés de la Reserva Federal. REUTERS/Lucy Nicholson

WASHINGTON (Reuters) - Los empleadores de Estados Unidos abrieron en marzo la menor cantidad de puestos de trabajo en más de un año, lo que podría elevar las preocupaciones sobre la reciente desaceleración del crecimiento económico y aplazar una esperada subida de tasas de interés de la Reserva Federal.

Las nóminas no agrícolas registraron un incremento de 126.000 el mes pasado, el menor número desde diciembre del 2013, dijo el viernes el Departamento de Trabajo.

El sector productor de bienes, que se vio perjudicado por la escalada del dólar, se desprendió de 13.000 posiciones de trabajo el mes pasado, la mayor caída desde julio del 2013.

La tasa de desempleo se mantuvo en 5,5 por ciento, el mínimo en más de seis años y medio, en parte debido al abandono de la fuerza laboral.

“La economía está mostrando los efectos negativos de la fortaleza del dólar y el colapso de los precios del petróleo. Las ganancias corporativas han estado presionadas, y las contrataciones se ajustaron en respuesta a eso”, dijo Jim Baird, presidente de inversiones en Plante Moran Financial Advisors en Kalamazoo, Michigan.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un aumento de 245.000 nóminas en marzo, con una tasa de desocupación estable en 5,5 por ciento.

Los precios de la deuda del Tesoro estadounidense ascendían pues los inversores volvían a aplazar sus expectativas de un alza de tasas de la Fed este año.

El dólar caía contra una cesta de divisas, al tiempo que los futuros de bolsa de Nueva York retrocedían.

El banco central estadounidense se ha mostrado proclive a subir las tasas interbancarias, que ha mantenido cerca del cero por ciento desde diciembre del 2008.

Pero la reciente debilidad de la economía llevó a los inversores a aplazar sus apuestas al “despegue” de las tasas y algunos creen que incluso la Fed podría esperar hasta 2016.

El bajo incremento del empleo en marzo puso fin a 12 meses consecutivos de alzas superiores a 200.000, que había sido la racha más larga desde 1994.

Adicionalmente, los datos de enero y febrero fueron rectificados para mostrar que se crearon 69.000 puestos menos de lo reportado anteriormente, dando al informe un tono todavía más débil.

El avance relativamente pequeño del empleo podría alentar los temores de que la reciente debilidad de la actividad económica podría tener más que ver con los fundamentos que con cuestiones transitorias.

El mercado laboral en general se había mantenido al margen del impacto del crudo invierno boreal, la fortaleza del dólar, la menor demanda global y de una disputa en los puertos de la costa oeste del país, que se combinaron para debilitar la actividad económica en el primer trimestre.

La expansión se frenó considerablemente en los tres últimos meses. Las estimaciones del producto interno bruto ubican el crecimiento en niveles tan bajos como un 0,6 por ciento en el primer trimestre del año, aunque se cree que la desaceleración sea temporaria.

SALARIOS EN ALZA

Sin embargo, el reporte incluyó algunas buenas noticias.

Las ganancias horarias promedio, que los analistas siguen de cerca para evaluar cuándo es que la Fed podría subir las tasas, se incrementaron siete centavos, implicando un alza anual de 2,1 por ciento.

En momentos en que Wal-Mart WMT.N y McDonald’s MCD.N han anunciado incrementos en la paga de los trabajadores por hora, el crecimiento de los salarios podría ganar impulso en los próximos meses.

Otras compañías, como TJX Cos Inc TJX.N y la aseguradora de salud Aetna AET.N, también anunciaron alzas salariales.

Si bien la tasa de participación de la fuerza laboral, que es la proporción de estadounidenses en edad de trabajo que están empleados o al menos buscan un puesto, bajó una décima de punto porcentual a 62,7 por ciento el mes pasado, otras mediciones del llamado “tablero” de la Fed continuaron mejorando.

Una medida amplia de la desocupación, que incluye la gente que quiere trabajar pero abandonó la búsqueda y aquellos que trabajan a tiempo parcial porque no encuentran empleo de tiempo completo, descendió al mínimo en más de seis años y medio de 10,9 por ciento desde 11 por ciento en febrero.

El número de estadounidenses desempleados por 27 semanas o más tiempo también volvió a descender.

Algunos economistas creen que el mal tiempo podría haber afectado al crecimiento del empleo el mes pasado, citando un declive de las nóminas en construcción y una desaceleración del empleo de entretenimiento y hospitalidad.

La semana laboral promedio bajó a 34,5 horas el mes pasado contra 34,6 en febrero.

“Es muy probable que el tiempo haya sido parte de la historia pero los últimos números acercan a las nóminas más en línea con otros datos que apuntaron a cierta desaceleración subyacente”, dijo Alan Ruskin, un responsable de estrategia de cambios de Deutsche Bank en Nueva York.

reporte de Lucia Mutikani, editado por Gabriel Burin

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below