Acreedores comerciales de Cuba crean comité para iniciar negociaciones sobre deuda

miércoles 8 de abril de 2015 19:50 GYT
 

Por Karin Strohecker

LONDRES (Reuters) - Un grupo de acreedores comerciales de Cuba formaron un comité para comenzar a negociar una reestructuración de la deuda del país, dijo el miércoles uno de los involucrados.

"Stancroft Trust (...) se ha unido a la creación de un comité directivo para representar a los mayores tenedores de deuda del Club de Londres cubano", aseguró a Reuters el presidente de Stancroft Trust, Nicholas Berry, vía correo electrónico, refiriéndose a la deuda de Cuba contraída con el sector privado.

Un portavoz del comité, Jeet Gordhandas, dijo a Reuters que el grupo estaba conformado por tres instituciones, incluido Stancroft Trust, y en conjunto representan casi el 50 por ciento de las obligaciones de la isla frente a acreedores comerciales. Declinó identificar a los otros dos miembros.

Según un comunicado de prensa publicado más temprano, el comité estima que el país comunista le debe a los acreedores comerciales al menos 1.000 millones de euros (1.080 millones de dólares) en capital y alrededor de otros 5.000 millones de euros en intereses.

Cuba ha tenido cerrado el acceso a los mercados financieros globales por décadas. Pero partes de su deuda en moratoria y préstamos no reestructurados han sido negociadas entre un pequeño grupo de tomadores de riesgos con la esperanza de una solución.

Berry estima que Stancroft Trust es uno de los mayores tenedores de deuda cubana en el Club de Londres, con alrededor de 120 millones de libras (178 millones de dólares) a valor nominal sin considerar intereses pasados diferidos.

"Parece obvio que eventualmente habrá una solución entre Cuba y los tenedores de deuda del Club de París y el Club de Londres, que abriría el camino a la normalización de comercio entre Cuba y el resto del mundo, aún si su momento se mantiene incierto", agregó Berry.

Hace aproximadamente un año, La Habana y el Club de París de naciones acreedoras ricas retomaron las negociaciones de deuda en una nueva señal de que el Gobierno comunista estaba interesado en volver a integrarse a la economía global y adherir a las reglas financieras internacionales.   Continuación...