10 de abril de 2015 / 12:32 / en 2 años

BCE tenía razón al decir que alivio cuantitativo funcionaba antes de entrar en vigencia

El logo del Banco Central Europeo frente a su edificio sede en Fráncfort. Imagen de archivo, 26 octubre, 2014. El Banco Central Europeo estaba en lo correcto cuando afirmó que su programa de alivio cuantitativo de 1 billón de euros tenía un impacto positivo antes de ser lanzado, según la mayoría de los economistas consultados por Reuters esta semana. REUTERS/Ralph Orlowski

LONDRES (Reuters) - El Banco Central Europeo estaba en lo correcto cuando afirmó que su programa de alivio cuantitativo de 1 billón de euros tenía un impacto positivo antes de ser lanzado, según la mayoría de los economistas consultados por Reuters esta semana.

Las minutas de la reunión de marzo del Consejo de Gobierno del BCE mostraron que los miembros “en general compartían la visión” de que ya se podían ver efectos positivos significativos de sus recientes decisiones en política monetaria.

Cincuenta y siete de 77 economistas encuestados coincidieron con esa apreciación. Dos sostuvieron que el BCE era demasiado pesimista. Los otros 18 dijeron que el Consejo de Gobierno era demasiado optimista.

“Claramente hay ciertos efectos positivos visibles del programa de alivio cuantitativo, principalmente mediante la caída del euro y los rendimientos de los bonos, que, no obstante, comenzaron a mostrarse con antelación”, dijo Elmar Voelker de LBBW.

“Si el BCE apunta principalmente a esos efectos anticipados, podría estar cerca de tener la razón”, agregó.

Tras reducir las tasas de interés a cero como parte de sus esfuerzos para impulsar el crecimiento y presionar un alza de la inflación, el BCE anunció en enero que planeaba comprar 60.000 millones de euros en bonos soberanos al mes a partir de marzo. El banco dijo que se proponía mantener las compras hasta septiembre del 2016.

La confirmación de que se pondría en marcha en marzo el programa de alivio cuantitativo debilitó al euro y a los rendimientos de los bonos soberanos, mientras que los mercados de acciones subieron.

El índice alemán DAX ha subido casi un 25 por ciento y el francés CAC ha sumado más de 20 por ciento este año, mientras que muchos de los datos recientes han sido inesperadamente positivos.

Y aunque los precios al consumidor cayeron un 0,1 por ciento interanual en marzo, como se esperaba, el declive fue el menor este año, mostraron datos oficiales.

El BCE apunta a una inflación de poco menos del 2 por ciento, y con un largo camino por recorrer para alcanzar esa meta, 51 de 77 economistas dijeron que el programa duraría hasta su planeada fecha de finalización. Dieciséis señalaron que se extendería. Sólo 10 dijeron que terminaría antes de tiempo.

“El programa de alivio cuantitativo estaba funcionando incluso antes de que compraran un solo bono. Esto mostrará que estaban en el correcto, pero no los desviará de su curso”, dijo Alan Clarke, de Scotiabank.

“Si incumples con una promesa sólo dos meses después, entonces en realidad te ahogas y los mercados nunca te creerán de nuevo”, dijo.

A medida que el BCE compra bonos, su hoja de balance se expandirá. La mediana de los pronósticos sugiere que será 1,08 billones de euros mayor cuando el programa finalice que el actual nivel de casi 2,3 billones de euros.

El presidente del BCE, Mario Draghi, sostendrá una conferencia de prensa tras una prevista reunión del Consejo de Gobierno el 15 de abril.

Compilado por Sarbani Haldar, Kailash Bathija y Aara Ramesh; Editado en español por María Cecilia Mora. LEA

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below