Fuerzas iraquíes recuperan gran parte de principal refinería del país: funcionarios

sábado 18 de abril de 2015 16:55 GYT
 

BAGDAD (Reuters) - Fuerzas iraquíes recuperaron el sábado gran parte de la mayor refinería del país de manos del Estado Islámico, dijeron funcionarios de seguridad, revirtiendo la ofensiva de los militantes que atacaron el complejo esta semana.

Los insurgentes atacaron la refinería Baiji provocando explosiones a lo largo del perímetro de seguridad y tomando numerosas instalaciones, incluyendo tanques de almacenamiento.

Un portavoz de las fuerzas antiterroristas de Irak dijo a Reuters que las tropas que protegían la refinería habían recuperado la mayor parte de las instalaciones aunque aún quedaban zonas con insurgentes en el lugar.

"Esperamos recuperar el control total dentro de un par de horas", dijo Sabah al-Noamani.

Las fuerzas iraquíes recuperaron la refinería Baiji de manos de los militantes antes de noviembre, pero volvieron a perder su control. [ID:nL2N0T81IM]

Los insurgentes del Estado Islámico sufrieron un fuerte revés este mes cuando las tropas iraquíes y paramilitares chiíes los expulsaron de la ciudad de Tikrit, pero retomaron Baiji y zonas en la provincia occidental de Anbar. [ID:nL2N0XC1RK]

Cientos de familias han huido de Anbar en los últimos días ante los avances del Estado Islámico en Ramadi y de las advertencias de altos cargos locales sobre la inminente caída de la ciudad.

Dos miembros del consejo provincial de Anbar y el mayor de la policía Khalid al-Fahdawi, comisionado dentro de Ramadi, dijeron que venían refuerzos en camino y que la ciudad ya no estaba en peligro inmediato.

"El peligro sigue allí, pero la situación está mejor que ayer", dijo a Reuters Sabah Karhout, miembro del consejo provincial.

(Información de Isabel Coles; Traducido por la Mesa de Santiago de Chile)

 
Imagen de archivo. Refinería de Baiji, norte de Bagdad, 8 dic, 2014. Fuerzas iraquíes recuperaron el sábado gran parte de la mayor refinería del país de manos del Estado Islámico, dijeron funcionarios de seguridad, revirtiendo la ofensiva de los militantes que atacaron el complejo esta semana.
REUTERS/Ahmed Saad