Bancos chinos ignoran orden de Pekín de brindar apoyo al mercado inmobiliario

martes 21 de abril de 2015 05:41 GYT
 

Por Koh Gui Qing y Clark Li

PEKÍN (Reuters) - Las políticas de apoyo que China ha anunciado para su debilitado mercado inmobiliario se han topado con un enemigo inesperado: los bancos locales.

Pekín ha tratado de revivir al mercado de la vivienda en medio de una desaceleración de su economía, pero los bancos están cada vez más preocupados por las deudas incobrables y no han traspasando medidas como recortes en las tasas de interés y menores pagos iniciales a los compradores de casas.

La demostración de independencia de los bancos de propiedad estatal viene en un momento difícil. Por una parte, tener bancos que prestan sólo cuando tiene sentido comercial es un éxito para China, donde las reformas están encaminadas a desarrollar una economía más orientada al mercado.

Pero la postura de los bancos significa que las medidas no se están traspasando a la economía real. Y ya que el mercado de la vivienda representa cerca del 15 por ciento de la economía china, es crucial para detener la pérdida de impulso.

"Es difícil porque nuestros márgenes ya están reducidos, no hay mucha diferencia en el mercado, por lo que nuestra atención se centra en lo mucho que ascienden nuestros costos de capital", dijo un banquero en uno de los 10 principales bancos chinos, explicando porqué su banco se resiste a prestar.

El hacía referencia a la dificultad que tienen los prestamistas al usar sus marcas para competir en el mercado; para la mayoría de los clientes chinos, una hipoteca es tan buena como otra.

El domingo, el banco central redujo el requerimiento del ratio de reserva (RRR) de los bancos en 100 puntos básicos, el mayor recorte desde la crisis financiera mundial. Eso siguió un recorte menor del RRR en febrero, y dos rebajas en las tasas de interés en noviembre y febrero.

La última medida fue anunciada luego de que datos revelaron que el crecimiento económico anual se desaceleró a un mínimo en seis años de un 7,0 por ciento y la inversión inmobiliaria cayó a su nivel más débil desde principios del 2009.   Continuación...