22 de abril de 2015 / 20:29 / hace 2 años

Empresarios en Venezuela deben 10.000 mln dlrs a proveedores extranjeros por falta de divisas: gremio

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante una visita al barrio de clase trabajadora El Chorrillo en Ciudad de Panamá, 10 de abril de 2015, en una parada que hizo antes de asistir a la Cumbre de las Américas. Importadores e industriales privados de Venezuela deben unos 10.000 millones de dólares a sus proveedores internacionales por la demora del Gobierno en autorizarles la compra de divisas bajo un férreo control de cambios, denunció el miércoles el mayor gremio empresarial del país. REUTERS/Mariana Bazo

CARACAS (Reuters) - Importadores e industriales privados de Venezuela deben unos 10.000 millones de dólares a sus proveedores internacionales por la demora del Gobierno en autorizarles la compra de divisas bajo un férreo control de cambios, denunció el miércoles el mayor gremio empresarial del país.

El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, dijo que ese monto es de facturas de productos e insumos que fueron despachados por los proveedores, pero que no han sido cancelados porque la autorización de los dólares para pagarlos está entrampada en los procedimientos oficiales y por la falta de moneda extranjera.

“Hay una sequía de divisas como nunca antes”, comentó Roig en una conferencia de prensa, alertando que los privados están agotando sus inventarios. “La deuda está igual que hace un año”, agregó.

La asignación de dólares en Venezuela, donde priva un estricto control sobre la venta de divisas desde hace más de una década, se empezó a retrasar en los últimos dos años, con su consecuente efecto en un país que importa al menos un 70 por ciento de los bienes que consume.

Roig agregó que el órgano gubernamental que asigna los dólares, Cencoex, no está funcionando en la práctica.

Eso implica que las empresas no están comprando divisas a la tasa de 6,3 bolívares por dólar reservada para la importación de alimentos y medicinas, ambos rubros con niveles de escasez acuciantes en el país sudamericano.

Con una economía en recesión y una galopante inflación, el Gobierno socialista tuvo que restringir las importaciones a principios de este año -incluso a las empresas de alimentos- por la merma en sus ingresos causada por el desplome de los precios del petróleo, su principal fuente de divisas.

En un intento por resolver la problemática, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro inició el año pasado una serie de encuentros con sectores que reportaron deudas a proveedores para definir un cronograma de pago.

Pero el heredero político del fallecido Hugo Chávez echó por tierra el miércoles cualquier negociación con los productores.

“Fedecámaras, no hay más dólares para ustedes. Los dólares son para el pueblo”, dijo Maduro en un acto televisado. “Se les acabó el tiempo. Se acabaron las manos extendidas. Se acabaron las sonrisitas a Fedecámaras”, zanjó.

El presidente responsabiliza a los empresarios de liderar una “guerra económica” para irritar a los consumidores, mientras que éstos se defienden señalando a los controles de crear distorsiones.

Además de alertar sobre la escasez de divisas, Roig denunció que representantes del Gobierno han amenazado con cárcel a los empresarios que han sido invitados a reunirse en el palacio presidencial.

Fedecámaras contabiliza que al menos 57 comerciantes y empresarios han sido detenidos acusados de sabotaje económico durante el mandato de Maduro.

Reporte de Corina Pons. Editado por Eyanir Chinea y Silene Ramírez

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below