Tasa de desempleo en España sube a un 23,78 pct en el 1er trimestre

jueves 23 de abril de 2015 07:51 GYT
 

Por Robert Hetz y Blanca Rodríguez

MADRID (Reuters) - La tasa de desempleo en España subió levemente entre enero y marzo de 2015, su segundo repunte trimestral consecutivo, por la reducción de puestos de trabajo sobre todo en el sector servicios, en una evidencia más de la debilidad del mercado laboral en el país.

Según datos presentados el jueves por el Instituto Nacional de Estadística, la tasa de desempleo subió en el primer trimestre en siete centésimas, al 23,78 por ciento, por la fuerte caída de la ocupación en el sector privado y pese al descenso de la población activa.

"El dato no es malo, pero es algo peor de lo esperado, ya que con la economía creciendo a una tasa cercana al tres por ciento, el empleo debería crecer más", dijo José Luis Martínez, analista de Citi en Madrid.

El servicio de análisis de BBVA habló de decepción por los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y de una atonía en el empleo atribuible al importante sector servicios del país, que se vio compensado parcialmente por la construcción y la industria.

El Gobierno español se agarró sin embargo a las positivas comparaciones interanuales para proclamar que se estaba intensificando la creación de empleo y atribuyó a la habitual estacionalidad del primer trimestre la caída de la ocupación.

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, dijo que eran las mejores cifras desde que comenzó la crisis, y subrayó que en los últimos doce meses se habían creado más de 500.000 nuevos empleos.

La cifra de desempleados bajó también en términos intertrimestrales, en 13.100 personas, hasta los 5,44 millones, lo que supone el mayor descenso para un inicio de ejercicio en diez años.

  Continuación...

 
La tasa de paro en España subió levemente entre enero y marzo de 2015, su segundo repunte trimestral consecutivo, por el fuerte descenso de la ocupación en el sector privado en los primeros meses del año. En la imagen se ve a una barrendera delante de una oficina de empleo el 6 de abril de  2015. REUTERS/Andrea Comas