Superávit de Gobierno central de Brasil baja en marzo, gastos se estabilizan

miércoles 29 de abril de 2015 11:06 GYT
 

Por Alonso Soto

BRASILIA (Reuters) - El Gobierno central de Brasil reportó el miércoles un superávit presupuestario interanual menor en marzo, aunque funcionarios destacaron una leve caída en los gastos como prueba de que el endurecimiento fiscal está comenzando a cobrar efecto.

El superávit presupuestario primario del Gobierno central sumó 1.464 millones de reales (498 millones de dólares) el mes pasado, un 54 por ciento menos que en marzo de 2014 y su menor saldo positivo para ese mes desde 2013, dijo el miércoles el Tesoro brasileño.

La cuenta del Gobierno central, que cubre ministerios federales, al Banco Central y a la previsión social, había registrado un sorpresivo déficit primario de 7.400 millones de reales en febrero.

El balance primario, o ahorros antes del pago de intereses de deuda, son un indicador clave de la capacidad de un país para cumplir con sus compromisos.

En el primer trimestre, el Gobierno central acumuló un superávit de 4.700 millones de reales, un 68 por ciento menos que hace un año en términos reales, debido a una baja en ingresos.

El secretario del Tesoro, Marcelo Saintive, dijo que los gastos bajaron un 0,8 por ciento interanual en términos reales en el primer trimestre en lo que describió como "el primer paso" del esfuerzo de austeridad del Gobierno.

Saintive reconoció que el superávit de marzo fue menor a lo esperado por el Gobierno, pero dijo que confía en que el Gobierno logrará su meta de superávit de 1,2 por ciento del producto interno bruto este año.

"Estamos comenzando a revertir nuestra tendencia de balance primario negativo", comentó Saintive a los periodistas. "Seguiremos reduciendo gastos en línea con nuestra estrategia", agregó.   Continuación...

 
Imagen de archivo de unos obreros en las obras de construcción del puente Espraida en Sao Paulo, Brasil, feb 20 2008. El Gobierno central de Brasil reportó el miércoles un superávit presupuestario interanual menor en marzo, aunque funcionarios destacaron una leve caída en los gastos como prueba de que el endurecimiento fiscal está comenzando a cobrar efecto.  REUTERS/Paulo Whitaker