14 de mayo de 2015 / 9:39 / en 2 años

RESUMEN-Gobierno griego se defiende por tensiones en torno al banco central

La deuda griega no es viable y los pagos de deuda del país al Banco Central Europeo deberían retrasarse, dijo el jueves el ministro de Finanzas griego. En la imagen, Yanis Varoufakis en Atenas el 14 de mayo de 2015. REUTERS/Alkis Konstantinidis

ATENAS, 14 mayo (Reuters) - El gobierno de izquierda de Grecia buscó el jueves defenderse de las críticas por las tensiones con el Banco de Grecia, diciendo que respetaba la independencia del organismo pero que tenía libertad para criticar a su gobernador por medidas que tomó como ministro de Finanzas.

Las relaciones del gobernador Yannis Stournaras con el gobierno empezaron a ser vigiladas en días recientes, después de que un diario lo acusó de socavar las conversaciones de Grecia con los acreedores, y funcionarios del gobierno lo criticaron abiertamente por otros temas.

“El gobierno griego no ha abierto ninguna cuestión con el señor Stournaras. Si surgieron a la superficie algunas cuestiones, no fue debido a la iniciativa del gobierno”, dijo el portavoz gubernamental Gabriel Sakellaridis a reporteros.

“La cuestión de la independencia del banco central, que es respetada por completo por el gobierno griego, es sobre todo una cuestión que debe defender el banco central”.

Cualquier deterioro en las relaciones entre ambas partes podría empeorar unas conversaciones que ya son difíciles entre Grecia y sus acreedores de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, que se enfurecieron por lo que dicen es el rechazo del gobierno griego a respetar las reglas europeas.

Las tensiones se dan en el contexto de los limitados avances en las discusiones con los prestamistas en un acuerdo de efectivo por reformas mientras Grecia se queda sin fondos.

Atenas vació una cuenta de reservas del FMI para pagar al mismo FMI esta semana, pero ahora enfrenta pagos de salarios y pensiones más adelante en el mes, y nuevos pagos de deuda en junio.

“La economía griega y el pueblo griego están pagando con su propia carne, y mientras continúan pagando (...) esto afecta cualquier perspectiva de crecimiento”, dijo Sakellaridis, agregando que Atenas haría lo máximo posible para atender las obligaciones, pero que necesitaba más recursos.

Sostuvo que Grecia todavía apunta a un acuerdo con los acreedores para fines de mayo y que el primer ministro Alexis Tsipras reforzaría los contactos con los líderes de la UE antes de una cumbre en Riga la próxima semana.

En un impulso a las negociaciones, Atenas progresó en una concesión clave para los prestamistas, al avanzar con la venta de su mayor puerto, El Pireo.

Dijo también que se podría pedir un encuentro de emergencia de ministros de Finanzas de la zona euro tras la cumbre en Riga.

El ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, sugirió que un canje de deuda para aplazar pagos de la deuda al Banco Central Europeo ayudaría al país, pero que tal idea estaba fuera de cuestión porque llenaba “de miedo al alma” del presidente del BCE, Mario Draghi.

En tanto, el Bundesbank alemán no mostró señales de aflojar en su dureza con Grecia. El presidente del banco Jens Weidmann criticó los aumentos semanales de la asistencia de liquidez de emergencia a los bancos griegos, diciendo en un diario alemán que esto quebraba el tabú del financiamiento a los gobiernos.

SEMANA DE CRÍTICAS

Stournaras fue designado gobernador del banco central en junio pasado.

Antes de eso, fue ministro de Finanzas en el gobierno liderado por los conservadores, donde dirigió el retorno griego al mercado de bonos en abril del 2014 tras un exilio de cuatro años.

Pero también fue criticado por grupos opositores al rescate por implementar arduos recortes de gastos exigidos por la UE y el FMI.

El ministro de Energía, Panagiotis Lafazanis, fue citado esta semana diciendo que el papel de Stournaras en la liquidación de ATEbank -un pequeño prestamista que daba créditos a los granjeros- en el 2012 fue un “escándalo”.

“La crítica del señor Lafazanis al señor Stournaras se refiere al período en el que fue ministro de Finanzas”, dijo Sakellaridis.

“Obviamente, hoy él es un banquero central pero puede y debe haber críticas políticas por el período en el que fue ministro de Finanzas”.

El ministro del Interior, Nikos Voutsis, también cuestionó esta semana por qué Stournaras -quien sugirió que Grecia acuda a la cuenta del FMI para cancelar 750 millones de euros al mismo fondo esta semana y evitar el default- no había mencionado antes ese dinero.

Las últimas tensiones se desataron cuando el diario Efimerida ton Syntakton reportó el fin de semana que el Banco de Grecia, en un correo electrónico a los reporteros, filtró datos económicos incluyendo salidas de depósitos durante los primeros 100 días de Tsipras en el poder.

Horas después, funcionarios en la oficina de Tsipras llamaron al banco central para negar el reporte, diciendo que si era cierto, “constituye un golpe a la independencia del banco central”.

El Banco de Grecia ha negado que la oficina de Stournaras o la oficina de prensa del banco hubieran enviado ese correo electrónico.

Reporte adicional de Angeliki Koutantou, escrito por Deepa Babington y Karolina Tagaris, editado por Gabriel Burin.

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below