Primer ministro chino Li da un impulso a la inversión en complicado Brasil

martes 19 de mayo de 2015 18:12 GYT
 

Por Anthony Boadle

BRASILIA, 19 mayo (Reuters) - El primer ministro chino, Li Keqiang, llegó el martes al rescate de la alicaída economía de Brasil con acuerdos comerciales, financieros y de inversiones por un valor de decenas de miles de millones de dólares en el sector energético, de minería, aviación y para mejorar la dilapidada infraestructura.

En su primera visita oficial a Latinoamérica, Li vio la firma de una serie de acuerdos, desde la compra de aviones de pasajeros de Embraer por 1.000 millones de dólares hasta la suspensión de una veda a las importaciones de carne brasileña y un discutido plan para construir una vía férrea que pase sobre los Andes y llegue hasta el Océano Pacífico.

"Un nuevo camino a Asia se abrirá para Brasil, reduciendo las distancias y los costos, un camino que nos llevará directamente a los puertos de Perú y, a través del Océano Pacífico, China", dijo la presidenta Dilma Rousseff, invitando a las compañías chinas a construirlo.

Ambos países acordaron comenzar los estudios de factibilidad sobre una línea ferroviaria que permitiría que las exportaciones brasileñas eviten el Canal de Panamá.

Li dijo que el valor de los acuerdos del martes alcanza los 27.000 millones de dólares, mientras que Rousseff aseguró que totalizan 53.000 millones de dólares, una cifra aproximada que asesores dijeron incluye financiamiento previo y futuro.

La inyección de capital de China no podía venir en mejor momento para Brasil, que está cayendo en recesión tras el fin de un auge de las materias primas en la última década que fue alimentado por la voraz demanda del gigante asiático de mineral de hierro y soja, los principales productos de exportación del país sudamericano.

A medida que la economía china se desacelera, las compañías en ese país también están buscando nuevas oportunidades para invertir en el exterior y los bancos comenzaron a entregar abundante financiamiento.

Li aseguró que las firmas de construcción y de acero de su país estaban listas para ayudar a Brasil a poner a punto su infraestructura para reducir los costos del transporte para las exportaciones de las materias primas de la mayor economía de América Latina.   Continuación...

 
El primer ministro chino, Li Keqiang, junto a la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, antes de una reunión en el palacio Planalto en Brasilia, mayo 19 2014. El primer ministro chino, Li Keqiang, impulsará acuerdos comerciales, financieros y de inversión por un valor de miles de millones de dólares el martes para ayudar a Brasil a mejorar su dilapidada infraestructura y a impulsar a su alicaída economía. REUTERS/Ueslei Marcelino