Takata llamará a revisión casi 34 millones de autos en EEUU por airbags defectuosos

martes 19 de mayo de 2015 15:59 GYT
 

Por David Morgan

WASHINGTON, 19 mayo (Reuters) - La compañía japonesa Takata Corp reconoció que casi 34 millones de vehículos tienen problemas con los infladores de sus airbags, generando el mayor llamado a revisión de autos en la historia de Estados Unidos, dijeron el martes reguladores del país.

El llamado, que no identifica aún la razón por la que está ocurriendo el problema, implica a los airbags del pasajero y del conductor en vehículos construidos por 11 automotrices, informó el martes el Departamento de Transporte de Estados Unidos y la Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés).

La medida amplía previos llamados a nivel regional y nacional por el mismo asunto.

El secretario de Transporte, Anthony Foxx, dijo que la NHTSA también emitió una orden para que Takata coopere en la investigación sobre seguridad que está llevando a cabo la agencia, al igual que en cualquier supervisión.

La NHTSA dijo también que "organizará y priorizará el recambio de los infladores defectuosos de Takata" de acuerdo a su autoridad legal.

"No detendremos nuestro trabajo hasta que sean sustituidos todos los airbags", afirmó Foxx.

Un llamado a revisión de este tamaño costará a Takata y a los clientes de sus automotrices una cifra estimada en entre 4.000 millones y 5.000 millones de dólares, afirmó Scott Upham, presidente de Valient Market Research, que analiza la industria de los airbags.

"Aunque ha durado demasiado tiempo, parece que al final Takata está responsabilizándose de las crisis con los airbags, que afectó a vehículos de todas formas y tamaños", dijo Akshay Anand, analista de Kelley Blue Book. "Un llamado de este tamaño no tiene precedentes en ninguna industria".   Continuación...

 
Un salón de exhibición de Takata en Tokio, mayo 8 2015. El fabricante japonés de airbags Takata Corp reconoció que casi 34 millones de vehículos tienen problemas con los infladores de sus airbags, informó el martes la Administración Nacional de Seguridad de Seguridad de Tráfico en Carreteras de Estados Unidos. REUTERS/Yuya Shino