29 de mayo de 2015 / 17:29 / en 2 años

Economía de EEUU se contrae en 1er trimestre; fortaleza del dólar afecta ganancias corporativas

WASHINGTON, 29 mayo (Reuters) - La economía de Estados Unidos se contrajo en el primer trimestre debido al impacto de unas nevadas inusualmente fuertes, el fortalecimiento del dólar y por interrupciones en puertos de la costa oeste, pero la actividad ya ha comenzando a repuntar modestamente.

Contenedores en el puerto de Nueva Orleans, junto al rí­o Misisipi, Louisiana, 23 de junio de 2010. La economía de Estados Unidos se contrajo en el primer trimestre debido al impacto de unas nevadas inusualmente fuertes, el fortalecimiento del dólar y por interrupciones en puertos de la costa oeste, pero la actividad ya ha comenzando a repuntar modestamente. REUTERS/Sean Gardner

El Gobierno redujo el viernes su segunda estimación para el Producto Interno Bruto para mostrar que el PIB se contrajo a una tasa anual de 0,7 por ciento en vez de crecer un 0,2 por ciento, como había pronosticado el mes anterior.

Un mayor déficit comercial y una acumulación de inventarios de las empresas menor que lo estimado previamente respondieron por buena parte de la revisión a la baja. También hubo una modesta revisión a la baja en el gasto del consumidor.

Las estimaciones de crecimiento para el segundo trimestre rondan en un 2 por ciento, por lo que la economía estadounidense parece dirigirse a su peor desempeño semestral desde el 2011. La recuperación económica desde la crisis financiera de 2007-2009 ha sido errática.

Datos débiles de confianza del consumidor [nZPN82GQ02] y actividad fabril en la región central de Estados Unidos [nZON04GQ06] publicados el viernes sugirieron que aunque la economía salió del período de debilidad del primer trimestre, el ritmo de crecimiento fue modesto a inicios del segundo trimestre.

Eso también se reflejó en recientes datos débiles de ventas minoristas y producción industrial.

Sin embargo, reportes del sector de la vivienda y de planes de gastos de las empresas han indicado que podría estar aumentando el impulso y eso mantendría a la Reserva Federal en camino a subir las tasas de interés este año.

Los economistas advierten que no debería darse tanta importancia a la baja en la producción. Afirman que la cifra del PIB del primer trimestre fue contenida por una confluencia de factores temporales, incluyendo un problema con el modelo que usa el Gobierno para despojar al dato de factores estacionales.

Además, algunos economistas, entre ellos del Banco de la Reserva Federal de San Francisco, han manifestado dudas sobre la exactitud de las estimaciones del PIB para el primer trimestre, que han tendido a mostrar debilidad en los últimos años.

“Obviamente, la economía es más débil de lo que nos gustaría que fuera, pero el primer trimestre exagera eso”, comentó Robert Dye, economista jefe de Comerica en Dallas.

“Vamos a ver suficiente crecimiento para mantener en su lugar a la creación de empleo y para permitir que la Fed siga en su programa de un despegue para septiembre”, agregó.

GANANCIAS CORPORATIVAS

Al ser medida por el lado de los ingresos, la economía se expandió a una tasa de 1,4 por ciento en el primer trimestre. Una medición de la demanda interna fue revisada una décima al alza, a una tasa de 0,8 por ciento, y el gasto de las empresas en equipamiento fue mucho más enérgico a lo estimado previamente.

Los bonos del Tesoro de Estados Unidos subieron en precio, mientras que el dólar operaba sin mayores variaciones frente a una cesta de monedas y las acciones estadounidenses caían.

La economía, que se expandió a un ritmo de 2,2 por ciento en el cuarto trimestre, fue golpeada por un fuerte declive en el gasto en inversiones en el sector energético debido a que empresas como Schlumberger y Halliburton respondieron al desplome de los precios de crudo.

Economistas estiman que las nevadas inusualmente copiosas en febrero restaron al menos un punto porcentual al PIB.

El comercio fue afectado tanto por la fortaleza del dólar como por una disputa ya resuelta en puertos de la costa oeste, que afectó a las exportaciones durante el trimestre y luego llevó a una ola de importaciones en marzo.

Eso provocó un déficit comercial que sustrajo 1,90 puntos porcentuales del PIB en vez de los 1,25 puntos porcentuales informados el mes pasado.

El reporte del PIB también mostró que las ganancias corporativas antes de impuestos bajaron un 8,7 por ciento, la mayor caída en un año y el segundo retroceso trimestral consecutivo, debido a que el dólar pesó en las multinacionales y los precios del petróleo afectaron a firmas domésticas.

Editado en español por Patricio Abusleme

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below