Algunos países culpan a Comisión UE de la obstinación griega en negociaciones deuda

viernes 29 de mayo de 2015 15:08 GYT
 

Por Jan Strupczewski

BRUSELAS, 29 mayo (Reuters) - Algunos países de la zona euro acusan a la Comisión Europea de dar falsas esperanzas a Grecia para obtener nuevos préstamos a cambio de menos reformas, pero aún quieren que Bruselas encuentre la forma de mantener en el bloque a la desafiante Atenas.

Después de cuatro meses de conversaciones con escaso progreso, algunos gobiernos menos flexibles culpan en privado al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y al comisario de Economía, Pierre Moscovici, por enlodar su mensaje jugando al "policía bueno".

Grecia está cerca de un incumplimiento de pagos y sigue resistiéndose a acometer impopulares reformas del mercado laboral y de las pensiones que son las condiciones para que reciba más ayuda.

Algunos gobiernos creen que los acreedores obtendrían resultados más rápidos si las instituciones que los representan -la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI)- presentaran un frente unido más fuerte.

"A este respecto, creo que la Comisión Europea desempeña un papel erróneo", dijo un alto cargo de un gobierno de la zona euro.

"Algunas personas en Atenas piensan que pueden tener dinero sin reformas, y citan a Juncker, su gabinete y Moscovici como personas que apoyan este punto de vista", agregó. "Piensan que Juncker quiere que permanezcan en la zona euro a toda costa".

Entre los que están descontentos con las tácticas negociadoras de la Comisión Europea están Alemania, Finlandia, Holanda, Austria, Letonia, Estonia, Lituania y Eslovaquia, dijo el funcionario. Incluso la más flexible, Francia, "estaba empezando a sentirse un poco molesta".

Pero ningún gobierno ha revelado sus críticas en público.   Continuación...

 
La bandera de la Unión Europea a las afuerascde la comisión europea en Bruselas, mayo 20 2015. Algunos países de la zona euro acusan a la Comisión Europea de dar falsas esperanzas a Grecia para obtener nuevos préstamos a cambio de menos reformas, pero aún quieren que Bruselas encuentre la forma de mantener en el bloque a la desafiante Atenas.    REUTERS/Francois Lenoir