Líderes europeos, FMI acuerdan trabajar intensamente en conversaciones deuda Grecia

lunes 1 de junio de 2015 20:28 GYT
 

Por Tom Körkemeier y Andreas Rinke

BERLÍN/BRUSELAS (Reuters) - Los líderes de Alemania, Francia y de las instituciones acreedoras internacionales de Atenas acordaron la noche del lunes trabajar con "real intensidad" en los próximos días, a medida que tratan de alcanzar un acuerdo en las negociaciones de deuda con Grecia.

Atenas y sus prestamistas de la zona euro y el Fondo Monetario Internacional se apresuran en alcanzar un acuerdo que evite que el país caiga en cesación de pagos y que potencialmente abandone el bloque monetario.

La canciller alemana, Angela Merkel, recibió al presidente francés, Francois Hollande, al jefe de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, a Mario Draghi del BCE y a Christine Lagarde del FMI para las conversaciones en Berlín.

Los líderes discutieron el estado de las negociaciones con Atenas.

"Acordaron que el trabajo debe continuar con real intensidad", dijo un portavoz alemán después de las conversaciones.

"Los participantes en las conversaciones estuvieron en estrecho contacto en los últimos días y quieren que esto se mantenga en los próximos días entre ellos y por supuesto con el Gobierno griego", agregó el portavoz.

La zona euro estableció el viernes como plazo para culminar las lentas conversaciones y así darle tiempo a las instituciones y los ministerios para que aprueben un acuerdo y asegurar el respaldo parlamentario, a fin de desbloquear ayuda financiera a Grecia antes de que expire el rescate a fines de junio.

Atenas debe pagar 300 millones de euros (327,93 millones de dólares) al Fondo Monetario Internacional el viernes, en medio de las crecientes dudas sobre su capacidad de cumplir con todas sus obligaciones financieras de este mes.   Continuación...

 
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, en una reunión diplomática en Atenas, mayo 28 2015. La incertidumbre rodeaba el lunes las negociaciones por la deuda de Grecia al comenzar una semana crucial, después de que el primer ministro Alexis Tsipras lanzó una andanada de críticas contra los acreedores internacionales, que funcionarios dijeron eran muy diferentes a sus comentarios en privado con líderes de la Unión Europea. REUTERS/Alkis Konstantinidis