Industria automotriz de Brasil sufre mayor desaceleración en 17 años

lunes 8 de junio de 2015 14:27 GYT
 

Por Aluisio Alves

SAO PAULO (Reuters) - La industria automotriz brasileña prevé que la desaceleración que está sufriendo este año sea la más grave desde 1998, según estimaciones presentadas el lunes por Anfavea, que agrupa a los fabricantes brasileños.

La asociación recortó sus proyecciones para 2015 por segunda vez en dos meses. Según sus cálculos, la producción caería un 17,8 por ciento frente al año pasado y las ventas se hundirían un 20,6 por ciento.

En abril, el grupo había estimado un descenso del 10 por ciento en la producción y de un 13 por ciento en las ventas.

Un alza en las tasas de interés y el desplome de la confianza de los consumidores han afectado las operaciones locales de las empresas extranjeras, que hasta hace poco era el cuarto mayor mercado automotriz del mundo.

A eso se suma que, dentro de sus medidas de austeridad, el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff retiró los subsidios a la industria, lo que agravó la crisis del sector y provocó miles de despidos.

En los últimos 12 meses, las automotrices han recortado sus nóminas en un 9 por ciento y todavía tienen mucho margen de reducción, según Luiz Moan, presidente de Anfavea.

"Está claro que las automotrices tienen un exceso de fuerza laboral", dijo Moan a medios, agregando que cerca de 25.000 trabajadores están con algún tipo de permiso sin goce de sueldo, cifra equivalente a uno de seis puestos en la industria.

La última desaceleración de esa escala se produjo en 1998, cuando los fabricantes en Brasil despidieron a un 19 por ciento de sus trabajadores, en medio de una profunda recesión. Ese año, la producción de vehículos se desplomó un 23 por ciento y las ventas cayeron un 21 por ciento.   Continuación...

 
Un trabajador brasileño ensambla un auto Ford, en una línea de producción en la planta de Ford, en Sao Bernardo do Campo, cerca de Sao Paulo, 13 de agosto de 2013. Anfavea, que agrupa a los fabricantes de vehículos en Brasil, redujo el lunes sus estimaciones de producción y ventas para este año en el país, debido a que un alza en las tasas de interés y el desplome de la confianza de los consumidores golpean las operaciones locales de las empresas extranjeras. REUTERS/Nacho Doce