Fiscales allanan oficinas de Deutsche Bank en Fráncfort, buscan evidencia en operaciones clientes

martes 9 de junio de 2015 11:48 GYT
 

Por Thomas Atkins y Andreas Kröner

FRÁNCFORT (Reuters) - Fiscales alemanes allanaron el martes las oficinas de Deutsche Bank en Fráncfort, buscando evidencia vinculada a transacciones de activos de clientes, en momentos en que el mayor prestamista de Alemania intenta superar los escollos regulatorios que condujeron a la salida de sus altos ejecutivos esta semana.

Una fuente cercana al tema dijo a Reuters que la redada se vinculaba a una estrategia de devolución de impuestos de algunos de los clientes del banco, conocida como "remoción de dividendos".

El esquema consistiría en comprar una acción poco antes de perder derechos a un dividendo, para después venderla aprovechando una laguna legal -ahora cerrada- que permitía que tanto el comprador como el vendedor soliciten devoluciones tributarias sobre el patrimonio.

El banco confirmó el allanamiento pero no quiso dar detalles sobre las causas. Un portavoz de la compañía dijo que ningún empleado ha sido acusado de malas prácticas en el caso.

La fiscalía de Fráncfort dijo que se han llevado a cabo "un amplio rango de medidas investigativas", pero declinó ofrecer detalles sobre el motivo de la indagación.

Las acciones de Deutsche Bank eran el componente de mayor pérdida en el índice alemán DAX, con una baja de un 2,8 pct a las 1300 GMT.

El prestamista, que anunció el domingo la salida de los copresidentes ejecutivos Anshu Jain y Juergen Fitschen, ha estado intentando mejorar su reputación en medio de una serie de problemas legales y regulatorios.

Estas dificultades han dado pie a miles de millones de dólares en multas y acuerdos extrajudiciales.   Continuación...

 
La sede del banco Deutsche Bank en Fráncfort, jun 9 2015. Fiscales alemanes allanaron el martes las oficinas de Deutsche Bank en Fráncfort, buscando evidencia vinculada a transacciones de activos de clientes, en momentos en que el mayor prestamista de Alemania intenta superar los escollos regulatorios que condujeron a la salida de sus altos ejecutivos esta semana. REUTERS/Ralph Orlowski