UE celebra primeras reuniones sobre eventual impago griego, Atenas se aferra a esperanza

viernes 12 de junio de 2015 18:04 GYT
 

Por Renee Maltezou y Jan Strupczewski

ATENAS/BERLÍN (Reuters) - Funcionarios de la Unión Europea celebraron sus primeras reuniones formales para discutir la posibilidad de una cesación de pagos de Grecia, dijeron funcionarios el viernes.

No obstante, el pesimista panorama no logró poner nervioso al primer ministro griego, Alexis Tsipras, quien se encerró con sus negociadores tras expresar su optimismo en un concierto.

En Atenas, un funcionario gubernamental descartó que la UE discutiera la eventualidad de que Grecia no pueda afrontar sus compromisos de deuda, y aseguró que las reuniones con los acreedores se reanudarán en Bruselas el sábado.

Nadie sabe, menos en Atenas o Bruselas, si el Gobierno antiausteridad heleno puede alcanzar un acuerdo con sus prestamistas antes de un plazo a fines de junio, evitando que el país se arriesgue a abandonar la zona euro.

Pero los funcionarios europeos no quieren dejar cabos sueltos y discutieron una serie de escenarios en Bratislava el jueves por la noche, dijeron varios funcionarios a Reuters.

Entre estos estaba el posible incumplimiento de un pago de 1.600 millones de euros (1.800 millones de dólares) que Grecia debe honrar al Fondo Monetario Internacional -el prestamista global de última instancia- a finales de junio, indicaron.

Si bien Europa lanzó una andanada de advertencias, el Ejecutivo heleno transpiraba calma y optimismo.

Un animado Tsipras fue rodeado por sus seguidores la noche del jueves en un concierto al aire libre para celebrar la reapertura de un canal de televisión, vestido aún con la camisa azul que llevó por la mañana durante las reuniones en Bruselas.   Continuación...

 
El primer ministro griego, Alexis Tsipras, saluda a un hombre  su llegada a la sede de la televisión pública en Atenas, el 11 de junio de 2015. El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, dijo el viernes que las encalladas negociaciones sobre deuda entre Atenas y sus acreedores se reanudarán, pero dejó en claro que le toca al Gobierno griego elaborar un compromiso aceptable. REUTERS/Alkis Konstantinidis