Grecia y acreedores fracasan en "último intento" de sellar acuerdo

domingo 14 de junio de 2015 19:48 GYT
 

Por Jan Strupczewski y Renee Maltezou

BRUSELAS/ATENAS (Reuters) - Las conversaciones para romper un entrampamiento entre Grecia y sus acreedores internacionales fracasaron el domingo, con los líderes de Europa frustrados mientras Atenas se acerca más a una moratoria de su deuda que amenaza su permanencia en el bloque.

Los funcionarios de la Unión Europea culparon a Atenas por el fracaso en las negociaciones y recalcaron que no ofreció nada nuevo para asegurar los fondos que necesita para pagar los 1.600 millones de euros (1.800 millones de dólares) que debe entregar al FMI para fines de mes.

Grecia respondió que seguía lista para conversar, pero que los representantes de la UE y del FMI habían dicho que no estaban autorizados a negociar más. Atenas reiteró que no va a ceder a las demandas de que recorte sueldos y jubilaciones.

La Comisión Europea dijo en un comunicado que los ministros de Finanzas de la zona euro tratarían el tema el jueves después de este "último intento" para llegar a una solución.

Ninguna de las partes pone en duda la urgencia de un acuerdo. Grecia debe pagar 1.600 millones de euros (1.800 millones de dólares) al FMI para fines de mes o se arriesga a caer en default de su deuda.

Dado que aparentemente no es posible llegar a un acuerdo técnico, es probable que los ministros tengan que tomar decisiones políticas difíciles sobre la permanencia de Grecia en el bloque monetario.

Si se produce una salida de Grecia del bloque -o "Grexit"- tras años de negociaciones y dos rescates de emergencia por un total de 240.000 millones de euros (270.000 millones de dólares), el país quedaría en un limbo. Eso sin contar el histórico golpe al proyecto más ambicioso de la Unión Europea.

  Continuación...

 
El primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, saluda al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, durante una reunión esta semana en Bruselas.  Junio 11, 2015.  REUTERS/Emmanuel Dunand/Pool
Los negociadores griegos tenían previsto presionar el domingo a sus acreedores internacionales por una reducción de la deuda del país, en momentos en que Europa intensifica la presión sobre Atenas para que ofrezca más concesiones vinculadas a la austeridad o enfrente las nefastas consecuencias.