Crisis griega contagia a los mercados de deuda europeos

martes 16 de junio de 2015 15:08 GYT
 

Por Marius Zaharia y Emelia Sithole-Matarise

LONDRES (Reuters) - Los rendimientos de los bonos italianos, españoles y portugueses de disparaban el martes, en uno de los episodios más graves de contagio de la deuda europea desde el punto más álgido de la crisis del bloque.

La ola de ventas después del colapso de las conversaciones entre Grecia y sus acreedores perdió impulso más tarde en el día debido a que algunos inversores buscaron cubrir posiciones cortas.

Sin embargo, los rendimientos sobre bonos emitidos por los países más vulnerables de la zona euro se encaminaban a anotar su mayor movimiento de tres días desde al menos mediados de 2013, excluyendo un salto en mayo durante una ola global de ventas.

En el 2012 se registraron movimientos similares cuando la crisis alcanzaba su momento más álgido, aunque los rendimientos de los bonos de los tres países se mantienen muy por debajo de los máximos superiores al 7 por ciento que alcanzaron en ese período.

Según los analistas, los movimientos podrían afectar la dinámica de las negociaciones entre Grecia y los líderes europeos, que podrían haber pensado que la relativa calma en los mercados durante las conversaciones era una señal de que los inversores creían que la salida de Grecia del euro era manejable.

"Mucha gente, especialmente en Alemania, parecía relajada sobre Grecia. Hemos visto comentarios diciendo que si Grecia sale no es para tanto", dijo Jean-Francois Robin, jefe de estrategia de tasas de interés de Natixis.

"El mercado tan solo está mostrando justamente lo contrario", agregó.

Atenas tiene que devolver 1.600 millones de euros en préstamos al Fondo Monetario Internacional a fines de junio y una cantidad aún mayor el próximo mes al Banco Central Europeo.   Continuación...

 
Un operador observa unos monitores en el centro de operaciones de bolsa del banco Unicredit en Milán, jun 13 2013. Los rendimientos de los bonos italianos, españoles y portugueses de disparaban el martes, en uno de los episodios más graves de contagio de la deuda europea desde el punto más álgido de la crisis del bloque.  REUTERS/Alessandro Garofalo