Zona euro convoca cumbre de emergencia y se acelera retiro de dinero en bancos griegos

jueves 18 de junio de 2015 15:50 GYT
 

Por Lefteris Papadimas y Jan Strupczewski

ATENAS/LUXEMBURGO (Reuters) - Los líderes de la zona euro se reunirán en una cumbre de emergencia el lunes para intentar evitar una cesación de pagos de Grecia, después de que se aceleró el retiro de dinero de los bancos y se hundieron los ingresos estatales.

Atenas y sus acreedores siguen estancados en sus conversaciones para lograr un acuerdo de asistencia financiera a cambio de reformas.

Los ministros de Finanzas del bloque monetario de 19 países no consiguieron avances en una reunión celebrada el jueves en Luxemburgo, a falta de 12 días para que Grecia deba afrontar un pago clave de la deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Lamentablemente (...) hubo muy pocos progresos. No hay un acuerdo a la vista", dijo Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, en una conferencia de prensa. [ID:nL1N0Z41V1]

Los ministros enviaron una señal potente de que depende de Grecia presentar nuevas propuestas, afirmó.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, dijo en un comunicado que convocó a los jefes de Estado y de Gobierno de la zona euro para reunirse el lunes en Bruselas a las 1700 GMT.

"Es hora de discutir urgentemente la situación de Grecia al más alto nivel político", señaló.

Funcionarios alemanes y de la UE rechazaron una información de un diario alemán que dijo que los acreedores están preparando una oferta final para extender hasta fin de año el actual programa de rescate sin la participación del FMI, y permitir que Atenas use 10.000 millones de euros (11.370 millones de dólares) destinados a recapitalizar a los bancos helenos para cancelar sus deudas con el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI.   Continuación...

 
El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, escucha a la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, durante una reunión en Luxemburgo, 18 de junio de 2015. El Fondo Monetario Internacional (FMI) destruyó el jueves cualquier esperanza de que Grecia evite una cesación de pagos si no devuelve un préstamo de 1.600 millones de euros a fines de junio, aumentando la presión sobre el primer ministro izquierdista, Alexis Tsipras, quien no mostró señales de que vaya a ceder a las exigencias de sus acreedores. REUTERS/Francois Lenoir