Precios al consumidor EEUU registran mayor subida en más de dos años

jueves 18 de junio de 2015 09:32 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al consumidor de Estados Unidos registraron en mayo su incremento más grande en más de dos años por una escalada en los valores de la gasolina, sugiriendo que probablemente ya terminó una tendencia a la moderación de la inflación que había sido impulsada por la energía.

El Departamento de Trabajo dijo el jueves que su índice de precios al consumidor avanzó un 0,4 por ciento el mes pasado tras crecer un 0,1 por ciento en abril.

La subida de mayo fue la más grande desde febrero del 2013, y dejó al índice de precios al consumidor (IPC) sin cambios en el período de 12 meses a mayo, tras un declive anual de 0,2 por ciento en abril.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un alza de 0,5 por ciento respecto de abril y una lectura sin cambios desde hace un año.

Si bien los precios de la energía se estabilizan, la fortaleza del dólar limita las presiones inflacionarias subyacentes.

El llamado IPC estructural, que descarta los costos de alimentos y energía, se incrementó el 0,1 por ciento, la menor subida desde diciembre, tras avanzar 0,3 por ciento en abril.

En los 12 meses a mayo, el IPC estructural subió 1,7 por ciento tras un aumento anual de 1,8 por ciento en abril.

Dado el fortalecimiento del mercado laboral, que se prevé alentará un mayor crecimiento de los salarios, el retroceso de la inflación subyacente probablemente no cambie la visión de que la Reserva Federal subirá sus tasas este año.

El banco central estadounidense destacó el miércoles la estabilización de los precios energéticos y expresó confianza en que la inflación gradualmente subirá hacia su meta de 2 por ciento.   Continuación...

 
Unos compradores empujan un carro de supermercado afuera de una tienda Costco Wholesale, en Los Angeles, California, 6 de marzo de 2013. Los precios al consumidor de Estados Unidos registraron en mayo su incremento más grande en más de dos años por una escalada de los valores de la gasolina, sugiriendo que probablemente ya terminó una tendencia a la moderación de la inflación que había sido impulsada por la energía. REUTERS/Mario Anzuoni