Exceso de capacidad agobia a la industria europea de defensa

lunes 22 de junio de 2015 12:01 GYT
 

Por Andrea Shalal y Sarah Young y Adrian Croft

PARÍS/BRUSELAS (Reuters) - Los políticos europeos deben dejar a un lado el orgullo nacional y las dudas sobre la seguridad para permitir que la industria de defensa afronte un exceso de capacidad que ha llevado a competir en la producción de tanques y cazas de combate, según ejecutivos funcionarios de la UE.

    Las perspectivas de la industria son brillantes, ayudadas por una economía más fuerte y un mayor gasto militar en otras regiones ante las tensiones en Ucrania, Oriente Próximo y el sudeste de Asia.

La francesa Dassault, por ejemplo, alcanzó acuerdos este año para vender cazas a Egipto y Qatar y espera concluir pronto una venta similar a India, compensando así la caída de la demanda interna.

    Pero Europa no siguió el ejemplo de Estados Unidos, donde la industria de la defensa se volvió más eficiente tras el revés causado por el fin de las operaciones de combate de la OTAN en Afganistán y los recortes de gasto en Occidente.

    Los esfuerzos de los legisladores de la UE y de la industria para forjar un mercado único de defensa se vieron a menudo obstruidos por gobiernos del bloque, que protegen celosamente sus industrias y empleos, un asunto que probablemente se abordará en la cumbre de la UE del jueves y viernes, en la que se estudiará cómo reforzar la industria.

    "Sólo puede lograrse un mercado de defensa europeo y una base industrial fuerte si se abandona el foco actual sobre los mercados nacionales", dijo la Comisión Europea en un informe preparado para la cumbre.

"Europa no puede afrontar más las ineficiencias de la duplicidad y el exceso de capacidad que conlleva el fragmentado mercado actual", añadió.

    En el mercado de cazas, tres aviones europeos -el Rafale, el Eurofighter construido por Airbus Group, Finmeccanica y BAE Systems, y el Gripen de la sueca Saab- compiten por el negocio.   Continuación...

 
Los políticos europeos deben dejar a un lado el orgullo nacional y las dudas sobre la seguridad para permitir que la industria de defensa afronte un exceso de capacidad que ha llevado a competir en la producción de tanques y cazas de combate, según ejecutivos funcionarios de la UE.  En la imagen de archivo, un caza Eurofighter Typhoon de la Fuerza Aérea Austriaca realiza una acrobacia durante la exhibición AirPower 13 en la base aérea de Hinterstoisser en Zeltweg, Austria. 28 junio 2013. REUTERS/Dominic Ebenbichler