Exportaciones de etanol de EEUU a Brasil sufrirán por fuerte alza de arancel

martes 23 de junio de 2015 09:09 GYT
 

Por Reese Ewing

SAO PAULO (Reuters) - Brasil aumentó el lunes a un 11,75 por ciento los aranceles al etanol importado, una decisión que se espera que beneficie a los ingenios locales y puso más presión sobre los envíos del combustible proveniente desde Estados Unidos, el principal exportador al país latinoamericano.

A finales de mayo, el Senado aprobó la Ley 668, que eleva los denominados impuestos PIS-COFINS de Brasil a un amplio abanico de importaciones, como el etanol, a un 11,75 por ciento.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, firmó el proyecto de ley la noche del viernes, dijo el lunes un portavoz del Palacio Presidencial.

El Diario Oficial de la Unión (DOU) -el boletín del Gobierno federal- publicó la norma firmada en su edición de la tarde del lunes. Rousseff vetó algunos componentes del proyecto, pero el aumento de los aranceles al etanol permaneció intacto.

El aumento del arancel a la importación entrará en vigor de forma inmediata.

El etanol foráneo que llega actualmente a los puertos brasileños es gravado con un PIS-COFINS del 9,25 por ciento, pero el importador obtiene un crédito que compensa por completo el arancel.

"El crédito acabará también cuando el Gobierno suba la tarifa, así que se trata de un incremento total del 11,75 por ciento", dijo Tarcilo Rodrigues, analista jefe de la firma local de corredores y consultores Bio Agencia.

Brasil importó 357 millones de litros de etanol desde Estados Unidos entre enero y mayo, un 26 por ciento más que los 282 millones de litros de los cinco primeros meses de 2014, según datos del Ministerio de Comercio.   Continuación...

 
Un camión pasa junto a cartel que muestra los precios de la gasolina y el etanol, en una estación de petróleo, en Diadema, 2 de febrero de 2015. Brasil aumentó el lunes a un 11,75 por ciento los aranceles al etanol importado, una decisión que se espera que beneficie a los ingenios locales y puso más presión sobre los envíos del combustible proveniente desde Estados Unidos, el principal exportador al país latinoamericano. REUTERS/Paulo Whitaker