METALES BÁSICOS-Cobre cae por nerviosismo en Grecia e inminente desaceleración en la demanda

miércoles 24 de junio de 2015 08:56 GYT
 

Por Maytaal Angel

LONDRES (Reuters) - El cobre retrocedía el miércoles ya que la confianza de los inversores reflejaba una inminente desaceleración en la demanda y el nerviosismo en el mercado por las negociaciones que buscan evitar una moratoria en el pago de la deuda griega.

* Los mercados reaccionaron con nerviosismo a un comunicado en el que Atenas dijo que los acreedores rechazaron ciertas propuestas de Grecia, aunque un funcionario de la Unión Europea dijo más tarde que no hubo un quiebre en las conversaciones.

* En tanto, datos de la Bolsa de Metales de Londres (LME) mostraron que las existencias de cobre cayeron a 311.475 toneladas, inclinándose en torno a recientes mínimos de tres meses de casi 308.000 toneladas.

* No obstante, esto no fue suficiente para ayudar a los precios del cobre.

* "Claramente, las tendencias de los inventarios impulsarían la confianza en torno al cobre, pero todavía creo que caerán. Hay una menor actividad corporativa en el verano boreal, lo que da a los fondos mayor alcance para influenciar en los precios", dijo David Wilson, analista de Citi.

* El cobre a tres meses en la LME cayeron 0,1 por ciento, a 5.775 dólares por tonelada a las 1104 GMT, luego de sumar un 2,2 por ciento el martes.

* Los precios han retrocedido mayormente desde mediados de mayo, tocando mínimos de tres meses de 5.642,50 dólares por tonelada el lunes.

* Las importaciones de cobre refinado en China cayeron cerca a las 275.000 toneladas en mayo, una baja de 12,4 por ciento este año, mostraron datos recientes.   Continuación...

 
Un trabajador revisa un cargamento de cobre de exportación a Asia en el puerto de Valparaíso, 25 de enero de 2015. El cobre retrocedía el miércoles ya que la confianza de los inversores reflejaba una inminente desaceleración en la demanda y el nerviosismo en el mercado por las negociaciones que buscan evitar una moratoria en el pago de la deuda griega. REUTERS/Rodrigo Garrido