Gasto del consumidor EEUU anota en mayo mayor subida en casi seis años

jueves 25 de junio de 2015 09:05 GYT
 

WASHINGTON (Reuters) - El gasto del consumidor estadounidense registró en mayo su mayor aumento en casi seis años por la fortaleza de la demanda de autos y otros artículos costosos, en una nueva evidencia de que el crecimiento económico cobró impulso en el segundo trimestre.

El Departamento de Comercio dijo el jueves que el gasto del consumidor subió un 0,9 por ciento el mes pasado, la mayor subida desde agosto de 2009, luego de un incremento revisado al alza de 0,1 por ciento en abril.

El fuerte aumento sugirió que las familias finalmente se pusieron a gastar parte del dinero que ahorraron por la caída de los precios de la gasolina y cerró un mes de sólidos reportes macroeconómicos.

El gasto del consumidor, que explica más de dos tercios de la actividad económica estadounidense, previamente había sido reportado sin cambios en abril.

Los economistas encuestados por Reuters esperaban un avance de 0,7 por ciento en mayo.

El dato del jueves fue la señal más reciente de que el crecimiento se acelera después de que el producto interno bruto se contrajo a un ritmo anual de 0,2 por ciento en el primer trimestre, cuando la economía enfrentaba el mal tiempo, interrupciones portuarias, la fortaleza del dólar y recortes de inversiones en el sector energético.

Desde el empleo hasta el sector de la vivienda, los datos económicos de mayo han sido alcistas.

Una economía más firme sugiere que la Reserva Federal podría subir las tasas de interés este año incluso cuando la inflación sigue bastante debajo de la meta de 2 por ciento del banco central de Estados Unidos.

El gasto en bienes duraderos como autos creció 2,2 por ciento el mes pasado, mientras que el consumo de servicios avanzó 0,3 por ciento.   Continuación...

 
Una familia comprando en un supermercado Wal-Mart, en Bentonville, Arkansas, 4 de junio de 2015. El gasto del consumidor estadounidense registró su mayor aumento en casi seis años en mayo por la fortaleza de la demanda de autos y otros artículos costosos, en una nueva evidencia de que el crecimiento económico cobró impulso en el segundo trimestre. REUTERS/Rick Wilking