26 de junio de 2015 / 13:15 / en 2 años

Deuda griega es sustentable, pero con nuevo rescate: análisis de acreedores

Una bandera de la Unión Europea, mientras turistas se juntan al rededor de una bandera de Grecia, sobre la Acrópolis en Atenas, Grecia, 26 de junio de 2015. La deuda griega incumplirá las metas fijadas por los acreedores en 2012, pero un análisis preparado para ministros de Finanzas de la zona euro muestra que el peso de la deuda aún es sustentable sin tener que amortizar buena parte de ella, si Grecia obtiene otro rescate a tres años. REUTERS/Yannis Behrakis

BERLÍN (Reuters) - La deuda griega incumplirá las metas fijadas por los acreedores en 2012, pero un análisis preparado para ministros de Finanzas de la zona euro muestra que el peso de la deuda aún es sustentable sin tener que amortizar buena parte de ella, si Grecia obtiene otro rescate a tres años.

El análisis, encargado por gobiernos acreedores de la zona euro para ayudar en sus negociaciones con Grecia de financiamiento a cambio de reformas, concluye que incluso en el peor escenario para la economía griega, los prestamistas no tendrían que amortizar ningún crédito.

El alivio de la deuda ha sido una solicitud reiterada del Gobierno de izquierda en Atenas, que quiere ver una reducción de la austeridad.

Según el acuerdo de rescate de 2012, Grecia debía alcanzar una proporción de deuda a Producto Interno Bruto del 124 por ciento en 2020, y en 2022, una proporción sustancialmente menor al 110 por ciento, que se comparan al 175 por ciento actual.

“Está claro que los reveses e incertidumbres en política en los últimos meses hicieron imposible lograr los objetivos de 2012 bajo cualquier escenario”, indicó el análisis, al que tuvo acceso Reuters.

“Los principales factores tras el deterioro del Análisis de Sustentabilidad de Deuda son el empeoramiento del crecimiento económico, la tendencia revisada del balance primario, los menores ingresos por privatizaciones y las posibles necesidades financieras adicionales para el sector bancario”, agrega el documento.

En virtud del pronóstico revisado y el escenario más optimista de que Atenas implemente todas las reformas, la deuda helena bajaría al 124 por ciento sólo en 2022, frente al 172,8 por ciento de 2015.

Si pone en marcha las reformas sólo de modo parcial, la deuda griega caerá al 135 por ciento en 2022, comparado con el 174,3 por ciento en 2015.

En el peor de los casos-que el Fondo Monetario Internacional ve como su “línea base”, o escenario más probable-, la deuda de Grecia llegaría al 142,2 por ciento en 2022, desde 176,7 por ciento en 2015.

No obstante, el análisis subraya que centrarse en la proporción de deuda-PIB no ofrece una imagen precisa de la sostenibilidad de la deuda y que eso se refleja mejor en las necesidades brutas de financiación de un país.

Medido así, Grecia no tiene problemas de sustentabilidad en ningún escenario, pero necesitaría ayuda para mejorarla, a través, por ejemplo, de una extensión de los vencimientos de acuerdo con la tercera opción, que es la menos favorable.

Escrito por Jan Strupczewski; editado en español por Carlos Serrano

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below