Euro salta tras anuncio del BCE sobre tasa de depósitos y estímulos monetarios

jueves 3 de diciembre de 2015 11:42 GYT
 

Por Sam Forgione

NUEVA YORK (Reuters) - El euro se apreciaba el jueves hasta máximos de un mes contra el dólar, después de que el Banco Central Europeo (BCE) recortó su tasa de depósitos bancarios en apenas 10 puntos básicos, decepcionando a los inversores en posiciones cortas en la moneda europea que esperaban medidas más radicales.

* El euro avanzó hasta 1,08940 dólares, su mayor nivel desde el 6 de noviembre, luego de la decisión del BCE y de los comentarios de su presidente, Mario Draghi, en una rueda de prensa poco después.

* Echando mano a más herramientas monetarias, Draghi dijo que el banco no sólo incluirá en sus compras a deuda regional y local denominada en euros, sino que intentará reinvertir los pagos principales en el programa.

* El jefe del BCE dijo que la entidad podría tomar más medidas en el futuro de ser necesario y que la decisión de reinvertir los pagos principales en bonos ya estaba ayudando a mantener la liquidez de manera "muy significativa".

* El euro avanzó con fuerza contra el dólar "porque las expectativas eran demasiado elevadas", dijo Jens Nordvig, jefe global de estrategias de monedas de Nomura. "La psicología de la banca se basaba demasiado en que Draghi lanzaría medidas más osadas", aseveró.

* El índice dólar, que mide al billete verde contra una cesta de seis importantes monedas, cayó a 98,282, su menor nivel en casi un mes, antes de recortar pérdidas. La divisa estadounidense también cedió a su menor nivel intradía contra el yen a 122,865 yenes.

* En las primeras horas de la tarde, el euro operaba con un alza de 1,76 por ciento a 1,0802 dólares.

(Reporte de Sam Forgione. Editado en español por Marion Giraldo)

 
Euros alojados en la bóveda de seguridad de un banco en Viena, abr 10, 2013. El euro se apreciaba el jueves hasta máximos de un mes contra el dólar, después de que el Banco Central Europeo (BCE) recortó su tasa de depósitos bancarios en apenas 10 puntos básicos, decepcionando a los inversores en posiciones cortas en la moneda europea que esperaban medidas más radicales.
 REUTERS/Heinz-Peter Bader