29 de diciembre de 2015 / 22:00 / hace 2 años

China considera derroche fiscal para apoyar débil crecimiento y paliar efectos de las reformas

3 MIN. DE LECTURA

PEKÍN (Reuters) - China podría tener su mayor déficit presupuestario en quizás medio siglo, porque sus líderes recurrirían al gasto gubernamental para frenar una desaceleración de la economía, tras los decepcionantes resultados de un año de relajamiento monetario, dijeron asesores económicos.

Se espera que el Gobierno eleve su déficit presupuestario a cerca de un 3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) en 2016, lo que se compara con el objetivo de un 2,3 por ciento del PIB de este año, para ayudar a moderar los posibles impactos de reformas estructurales a la economía, señalaron los asesores.

Las fuentes, que preparan las recomendaciones para los líderes pero no participan de las decisiones finales, dijeron que el mayor déficit estuvo entre los consejos en una reciente reunión para fijar la agenda económica para el próximo año, como contrapartida a las complicaciones que se esperan de los planes para atajar una sobreoferta y el endeudamiento.

"El ratio de déficit presupuestario del próximo año muy probablemente subirá a un 3 por ciento o algo más, y no podemos descartar la posibilidad de que siga subiendo en los años siguientes", dijo una fuente del Ministerio de Finanzas.

El viceministro de Finanzas, Zhu Guangyao, había dicho el mes pasado que los economistas deberían reconsiderar cuál constituye la zona de peligro para la relación déficit/PIB, comentarios que los analistas interpretaron como una señal de que podrían haber estímulos más agresivos.

"Para evitar una desaceleración mayor del crecimiento económico, China debería tener una política fiscal más fuerte el próximo año y los siguientes, usando la política fiscal como su principal herramienta", dijo un influyente economista de la Academia China de Ciencias Sociales, uno de los principales centros de estudios del Gobierno.

El crecimiento de la segunda economía del mundo bajaría este año a un 7 por ciento, un mínimo de un cuarto de siglo, en medio de presiones deflacionarias, pese a bajas de las tasas de interés y de las exigencias de reservas para los bancos.

(1 dólar = 6,4853 yuanes)

Por Kevin Yao; Editado en español por Javier López de Lérida

0 : 0
  • narrow-browser-and-phone
  • medium-browser-and-portrait-tablet
  • landscape-tablet
  • medium-wide-browser
  • wide-browser-and-larger
  • medium-browser-and-landscape-tablet
  • medium-wide-browser-and-larger
  • above-phone
  • portrait-tablet-and-above
  • above-portrait-tablet
  • landscape-tablet-and-above
  • landscape-tablet-and-medium-wide-browser
  • portrait-tablet-and-below
  • landscape-tablet-and-below